Blog de Félix Sautié Mederos
POR UN SOCIALISMO PARTICIPATIVO Y DEMOCRÁTICO

El trabajo es un deber más allá de lo obligatorio. La Ley suprema

El Che así  lo define  en toda su extensión conceptual y práctica ejemplarizante.

Queridos lectores de Crónicas Cubanas, hemos conmemorado 51 años de que el Che fuera asesinado y los ecos de sus palabras están vivos en el corazón del pueblo cubano y de todos los luchadores del mundo. Los años han pasado vertiginosamente y la Revolución Cubana continúa las luchas de todos los cubanos por la vida, la justicia, la paz y el desarrollo de un país soberano, independiente, próspero y sustentable en donde se cumpla el anhelo de José Martí  de que “...la ley primera de nuestra República sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre”.

En toda la nación cubana en el territorio nacional y en la diáspora  en el exterior, se realiza un intenso debate del Proyecto de Nueva Constitución del país con una activa participación muchas veces apasionada y en todo momento intensa,  en la  que el pueblo actúa como legislador soberano y expresa criterios, propuestas, realidades y sueños con el propósito de que sean plasmados en la Ley de leyes que adoptaremos decisivamente en el  referendo que se realizará  en febrero del 2019.

Son muchos los artículos que han concentrado la atención generalizada y que se debaten con pasión y sabiduría. Ya no es fácil resumirlos en una única Crónica porque sería muy extenso; pero quiero referirme en la cercanía de la conmemoración del asesinato del Che a uno muy específico al que le concedo una especial importancia conceptual. Me refiero al artículo 31 que expresa textualmente en la propuesta circulada para debatir que: “El trabajo es valor primordial de nuestra sociedad. Constituye un deber, un derecho y un motivo de honor de todas las personas en condiciones de trabajar. Es, además, la fuente principal de ingresos que sustenta la realización de los proyectos individuales, colectivos y sociales.”

En mi consideración este artículo en el que se plantea específicamente al trabajo como un deber y un derecho, no necesita una mayor ampliación conceptual de añadirle además el concepto de que sea también una “obligación”, ya que el deber es un concepto que va más allá de toda imposición , porque como plantea Che en su obra cumbre titulada “El Socialismo y el Hombre en Cuba” en el aspecto en el que se refiere a que el hombre en el Socialismo es más completo  y su posibilidad de expresarse y hacerse sentir en el aparato social es infinitamente mayor, así como  en la reapropiación de su naturaleza a través del trabajo liberado y la expresión de su propia condición humana que es enajenada y desvirtuada por la explotación capitalista nos aclara en mi criterio, específicamente este concepto de ser un deber. En consecuencia en el párrafo en que expresa estos planteamientos  que he tratado de parafrasear conceptualmente en apretada síntesis  para no hacer muy extensa mi crónica , expresó textualmente algo que considero muy importante en la reafirmación del concepto deber como abarcador del ideal socialista del trabajo en la sociedad humana :”Hacemos todo lo posible por darle al trabajo esta nueva categoría de deber social y unirlo al desarrollo de la técnica, por un lado, lo que dará condiciones para una mayor libertad, y al trabajo voluntario por otro, basados en la apreciación marxista de que le hombre realmente alcanza su plena condición humana cuando produce sin la compulsión de la necesidad física de venderse como mercancía”

En mi opinión el Che como siempre fue claro y explícito en la necesidad  de formar un hombre nuevo, que se mueva por la conciencia de su condición humana más allá de cualquier imposición. Creo que no hacen falta muchas palabras para comprender lo que quiero expresar al respecto de que este artículo 31 del Proyecto de Constitución ni le faltan ni le sobre conceptos.

Así lo pienso y así lo expreso con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular. Lo hago además  en el recuerdo del Che al que nunca podré olvidar, especialmente  cuando se han cumplido 51 años de su vil asesinato que no pudo vencerlo, porque para nosotros y para los pueblos del mundo en lucha continúa vivo y vigente en una Revolución que en los próximos días cumplirá 150 años de luchas ininterrumpidas del pueblo cubano en las que Che ha sido un verdadero paradigma.

Publicado en el periódico Por esto! de Mérida Yucatán , México Sección de Opinión el martes 9 de octubre del 2018.

http://www.poresto.net/2018/10/09/el-trabajo-es-un-deber-mas-alla-de-lo-obligatorio

Compartir

  0  Comentarios

  Aún no se ha agregado ningún comentario.

  Deja un comentario

- No se permiten insultos, ni palabras soeces o despectivas.
- No se permiten alusiones ofensivas sobre personas, hechos ni entidades.
- No se permiten conceptos racistas ni irrespetuosos a la diversidad de opción de las personas.
- No se permiten amenazas de ningún tipo.