Web de Félix Sautié Mederos

En economía no se puede resolver solo con medidas restrictivas

Es necesario, diría yo urgente, avanzar hacia adelante en una ofensiva que vaya más allá de burocracias y dogmas...El revolucionario verdadero está guiado por grandes sentimientos de amor. Che

Queridos lectores de Crónicas Cubanas, como ya he estado expresando en mis últimas crónicas publicadas en Por Esto!, considero que vivimos en la actualidad unos momentos históricos que en el futuro muchos querrán también haber vivido junto a nosotros, tal y como nosotros cuando éramos jóvenes en los años 50 del siglo pasado quisimos haber estado presente en los tiempos de los mambises, Carlos Manuel de Céspedes, Antonio Maceo y José Martí por solo nombrar algunos de los más importantes paradigmas de aquellas épocas.

Personalmente me regocijo de haber estado presente en la medida de mis posibilidades en los años de la insurrección y de la Revolución Triunfante. Mi vida se ha extendido generosamente y me ha convertido en testigo a veces de excepción y otras de modesto participante en tiempos tan gloriosos, lo que aprecio muy especialmente. En este sentido en la actualidad , puedo decir que vivo intensamente una etapa caracterizada por el relevo generacional de la Revolución Cubana , momento calificado por el Presidente Miguel Díaz Canel cuando planteó concretamente sin adornos ni afeites literarios en una frase que encierra lo esencial de la etapa que recién comienza y cito: ”Somos la continuidad no la ruptura”:

En consecuencia, considero que  es un momento trascendental de la Historia de Cuba, pero a la vez veo que las fuerzas de la oscuridad, la violencia y el odio avanzan  decisivamente apertrechadas por un fascismo que se aprovecha de las insuficiencias, deficiencias, errores e indecisiones de las izquierdas en el poder que conducen a la desesperanza y el hastío de la población, creando brechas y vacíos que las derechas no dudan en ocupar difamando con sus fake news devenidas en verdades que se repiten  hasta el cansancio, vendiendo esperanzas vacías y prometiendo panaceas y  asaltos al cielo que en definitiva nunca se producen.

En este orden de cosas, quiero decir que sociológicamente identifico  la existencia de  una especie de pensamiento de que en Cuba estamos vacunados contra todos esos peligros,  que parte de  una realidad objetiva y subjetiva de la que realmente disfrutamos, pero que no debería acomodarnos ante los peligros del momento que tal y como he estado expresando en mis crónicas anteriores en Por Esto! son muchos y muy agudizados por la ofensiva de las derechas y del fascismo en Nuestra América. Ellos se han aprovechado como ya expresé y reitero  fundamentalmente en las brechas y secuelas que en la población se han creado por los errores, las burocracias y las insuficiencias de las izquierdas en el Poder. Es cierto que nosotros tenemos como principal obstáculo para el desarrollo de nuestra Economía  al Bloqueo criminal, el más largo de la Historia Universal a que estamos sometidos, pero aquí la justa defensa no puede ser lo único, hay que actuar a la ofensiva con iniciativas y esfuerzos adicionales en todos los campos de la vida social especialmente de la Economía en  que se pueden crear frustraciones en el pueblo, porque necesita que se adopten medidas efectivas contra la burocracia, el dogmatismo y las corrupciones que se producen. Eso en mi opinión no solo puede lograrse con restricciones hay que hacerlo con aperturas reales, combatiendo  el inmovilismo que lo detiene todo, así como cambiando todo lo que deba ser cambiado de manera real, efectiva y ágil que abran paso a una verdadera ofensiva económica que muchos especialistas cubanos están señalando por las vías que les son posibles . El perfeccionamiento de nuestro sistema no puede detenerse tal y como parece que lo está. Eso es algo que se comenta no solo por los especialistas, se comenta también en la población con insistencia; lo que afecta sensiblemente al pueblo que necesita con premura soluciones que les son necesarias y factibles.

El Che en los momentos iniciales del proceso revolucionario expresó algo que en  mi opinión es válido también para la época actual, cuando él ya no está físicamente entre nosotros. Algo que considero muy importante pensarlo profundamente y asimilarlo en los aspectos proféticos que planteaba en aquellos momentos del 20 de marzo de 1960 cuando dijo en  la Conferencia inaugural del programa de Televisión UNIVERSIDAD POPULAR, y cito textual que: “No podemos pensar solo en la réplica, en el contragolpe frente a alguna agresión más o menos inmediata, sino que tenemos que ir haciendo un esfuerzo para elaborar un plan que nos permita predecir el futuro...es muy importante un programa de este tipo, programa en que todas las personas que tengan un mensaje vengan y lo digan... ” (Ernesto Che Guevara. Obras 1957-1967. Tomo I, Casa de las Américas, página 50).

Así lo pienso y así lo expreso en mi derecho a preocuparme y opinar con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular.

Compartir

  0  Comentarios

  Aún no se ha agregado ningún comentario.

  Deja un comentario

- No se permiten insultos, ni palabras soeces o despectivas.
- No se permiten alusiones ofensivas sobre personas, hechos ni entidades.
- No se permiten conceptos racistas ni irrespetuosos a la diversidad de opción de las personas.
- No se permiten amenazas de ningún tipo.