Web de Félix Sautié Mederos

Fidel, Che y la vida eterna

Vámonos, ardiente profeta de la aurora, por recónditos senderos inalámbricos a liberar el verde caimán que tanto amas...Che

Queridos lectores de Crónicas Cubanas, la endeblez de la vida humana es la principal verdad escatológica que marca con una huella imborrable esencialmente el devenir de nuestra existencia terrenal,  que tiene un principio de inicio y un final que nadie podría negar ni mucho menos escapársele, que de conjunto devienen los límites básicos de referencia que enmarcan nuestro desenvolvimiento terrenal, que es movido por la esperanza y la trascendencia.

Por otra parte, todo ello es determinado por verdades que para algunos son causa de escalofríos, mientras que  otros ni siquiera se las plantean,  las desconocen ya sea de buena o mala fe y/o  simplemente no las tienen en cuenta. En tanto, que hay quienes optan por una entrega total de sus vidas que los conduce a la trascendencia que los  transporta espiritualmente por encima de la muerte para dar luz de aurora y afirmarse en la vida eterna con un ejemplo inmarcesible que los hace formar parte de los imprescindibles. Fidel y Che con más virtudes que errores son de esos imprescindibles, que han trascendidos en el tiempo y que ya nadie los podrá borrar. Y cuando se ha cumplido el Segundo aniversario de la partida física de Fidel, no puedo menos que recordarlo junto con el Che presentes en la trascendencia en que ambos han quedado sembrados para siempre.

Especialmente quiero recordar en estos momentos unos párrafos de nobles sentimientos que expresó el Che en su carta de despedida dirigida a Fidel, con los que especialmente me identifico: Mi única falta de alguna gravedad es no haber confiado más en ti desde los primeros momentos de la Sierra Maestra y no haber comprendido con suficiente celeridad tus cualidades de conductor y de revolucionario.

En este orden pensamiento  considero que el valor más importante que en mi criterio muy personal tienen las conmemoraciones de los imprescindibles que han alcanzado la trascendencia, es sin dudas el estudio y asimilación de sus pensamientos y su accionar que nos dan ejemplo prácticos concretos de vida, que tanta falta nos hacen en estos momentos en que las derechas con sus “fake news” y sus demagogias hacen grandes campañas de confusión y diversionismo aprovechándose de las ventajas que dan en tiempo real las nuevas tecnologías de la información del Siglo XXI así como de los errores y los vacíos que las izquierdas vamos dejando atrás.

Ya en la trascendencia de la Gloria de los justos Fidel y Che no se podrán olvidar y lo que nos corresponde a los que los sobrevivimos es proclamar a las nuevas generaciones que habrán de sustituirnos a todos el ejemplo de su accionar y el contenido de su pensamiento, como antídoto fundamental a las campañas de las derechas y del fascismo que nos tratan de sojuzgar especialmente en los momentos de confusiones que en Nuestra América y el mundo estamos viviendo.

Sencillamente así lo pienso y así lo expreso en mi derecho a opinar con  mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular.

Publicado en el periódico Por Esto! de Mérida, Yucatán, México, el domingo 25 de noviembre del 2018.

http://www.poresto.net/2018/11/25/fidel-che-y-la-vida-eterna/

Compartir

  0  Comentarios

  Aún no se ha agregado ningún comentario.

  Deja un comentario

- No se permiten insultos, ni palabras soeces o despectivas.
- No se permiten alusiones ofensivas sobre personas, hechos ni entidades.
- No se permiten conceptos racistas ni irrespetuosos a la diversidad de opción de las personas.
- No se permiten amenazas de ningún tipo.