Web de Félix Sautié Mederos

La fuerza de uno no vale nada si no está rodeada de la fuerza de todos. Che

Vivimos un momento en el que pensar, escuchar y ser escuchado es decisivo..

Noviembre 27 del 2018 en Opinión.

Queridos lectores de Crónicas Cubanas, hay realidades que son adversas y duras de reconocer, pero que en definitiva son las realidades objetivas y subjetivas que nos embargan y nos aprisionan en sus circunstancias y coyunturas. En estas realidades que hoy se manifiestan continentalmente puedo decir que estamos chocando con inusitada intensidad con las fuerzas oscuras de la opresión cargadas de fascismo en un avance efectivo sobre Nuestra América que nos obliga moralmente por la vida de nuestros pueblos a  enfrentarlas con inteligencia y habilidad revolucionaria. En este orden de pensamiento detenerse en el tiempo y marchar tras dogmas que se manifiestan fríos y vacíos al decir del Che sería un craso error determinante contra que el futuro pueda ser en definitiva  un mejor futuro posible.

En las actuales circunstancias cuando miro hacia el presente  y pienso en el futuro que se nos viene encima, no puedo olvidar que hace algunos años en  momentos especialmente álgidos para los pueblos de Nuestra América cuando no contábamos con las intercomunicaciones en tiempo real  de hoy,  era muy difícil concertarse y en nuestro continente  solo estaba Cuba enhiesta en su ejemplo de justicia social, equidad distributiva y ejemplo de paz; el Che en aquellos momentos marcó un camino y una respuesta de dejarlo todo en la  Cuba Triunfante, porque sentía que otras tierras del mundo reclamaban el concurso de sus modestos esfuerzos. Fue  una decisión y un  ejemplo para siempre  de sublime entrega en una lucha necesaria entonces. Che  murió físicamente en sus empeños, fue asesinado en combate, pero comenzó a vivir para siempre en el corazón de los pueblos del mundo como ejemplo imperecedero que abrió caminos de lucha capaces de renovar las esperanzas en los momentos más difíciles.

Las épocas, sus circunstancias y coyunturas son distintas hoy y las formas de enfrentarlas también, pero la voluntad de enfrentamiento y de luchar dentro de las más difíciles condiciones  es lo que más vale de la enseñanza que con la entrega de su vida nos legó el Che. Quien muy especialmente siempre estuvo consciente en la necesidad de  aprender que “la fuerza de uno no vale nada si no está rodeada de la fuerza de todos”, lo que expresó abiertamente en su carta al intelectual argentino Ernesto Sábato de fecha 12 de abril de 1960.

Si hacemos un primer análisis de lo que está sucediendo en  Nuestra América tal y como ya lo he expresado en otras crónica publicadas en Por Esto!, al respecto del avance de las derechas y del fascismo, encontraremos que han aprendido a usar con efectividad nuestros errores e insuficiencias, ocupando los espacios que las izquierdas y los movimientos progresistas en general dejamos vacíos, así como las frustraciones, los desengaños  creados por nuestras desidias, nuestros errores, nuestros oídos sordos y nuestras incapacidades concretas para destruir el viejo orden y para educar a las masas en los conceptos ideológicos, políticos, económicos y humanos en general  de nuestras luchas contra la pobreza y por la justicia social.

Las circunstancias y coyunturas de hoy son otras y es determinante para alcanzar lo que nos planteó el Che sobre la necesidad de rodearnos de todos,  pensar a profundidad, escuchar los anhelos y los reclamos del pueblo que conforma el todos del Che, para actuar en consecuencia porque las campanas están tocando a arrebato. 

Así lo pienso y así lo expreso en mi derecho a pensar con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular, pero insistiendo en que quienes tengan oídos para oír, oigan, tal y como lo he planteado muchas veces en mis Crónicas Cubanas.

Publicado en el periódico Por Esto! de Mérida , Yucatán , México el martes 27 de noviembre del 2018

http://www.poresto.net/2018/11/27/la-fuerza-de-uno-no-vale-nada-si-no-esta-rodeada-de-la-fuerza-de-todos-che/

Compartir

  0  Comentarios

  Aún no se ha agregado ningún comentario.

  Deja un comentario

- No se permiten insultos, ni palabras soeces o despectivas.
- No se permiten alusiones ofensivas sobre personas, hechos ni entidades.
- No se permiten conceptos racistas ni irrespetuosos a la diversidad de opción de las personas.
- No se permiten amenazas de ningún tipo.