Web de Félix Sautié Mederos

La presencia acusadora de una avalancha migratoria sin final predecible…

Los que la enfrentan positivamente, y los que la atacan olvidando su propia historia. .

Queridos lectores de Crónicas Cubanas, continúo relatándoles las experiencias con que me voy encontrando en mi actual viaje por España. En este orden de cosas, la emigración constituye un problema esencial que aparece por todas partes, al que me veo obligado moralmente a referirme un poco más en extenso que las menciones que hasta el momento he expresado en mis crónicas de viaje publicadas en Por Esto! en las últimas semanas. .

Les confieso que cada nuevo día de mi viaje, me encuentro una  España en plena ebullición, que se sacude del lastre que le ha dejado un Gobierno de derechas recientemente derrotado con una moción de censura aprobada en el Parlamento Español en repudio a actos de corrupción verdaderamente escandalosos. De lo noticioso y específico del cambo de Gobierno  ya las agencias de noticias y los telediarios se han encargado de informarlo profusamente. Y, por mi parte puedo apreciar que todas las miradas de aquí se concentran en las nuevas medidas que se están implementando; y considero que todavía es temprano para hacer un análisis objetivo y abarcador al respecto.

Por otra parte, aprecio que en general en  Europa en la actualidad, se presenta  un problema central del cual España no es ajena ni mucho menos y que aunque algunos no quisieran  reconocerlo,  es motivo de grandes preocupaciones y definiciones existenciales que veo a mí alrededor. Me refiero a la avalancha migratoria desde el norte de África y del Medio Oriente de los miles y miles que a riesgos de sus propias vidas intentan cruzar el Mediterráneo, para internarse en Europa huyendo de las guerras, del hambre y de la muerte.  .

En mi viaje  me lo he encontrado en todas partes a las que he ido, y no puedo dejar de referirme a una sostenida presencia que podría calificar como acusadora, porque huyen a las antiguas metrópolis de ayer que en el hoy les han llevado más muerte y explotación. Muy en especial además, he visto y he vivido la preocupación de las personas de izquierda activas en sus bases, que enfrentan muchas veces solos la acogida a los emigrantes que otros rechazan. He apreciado un consenso general en las izquierdas  de no quedarse detenidos en el tiempo, sin hacer algo en concreto a favor de los seres humanos que huyen de las guerras y de las barbaries y que son además  condenados en vez de ser refugiados por quienes se han olvidado de su propia Historia y de sus realidades de ayer, cuando los europeos que huían de los nazis y de la guerra emigraban masivamente hacia otros países. Nuestra América es  testigo histórico de aquellas circunstancias y avatares.

Estuve en el levante peninsular de Valencia y Alicante, cuando el Gobierno Socialista español acogió a los 629 emigrantes  rescatados en el barco Aquario que algunos países europeos se negaron recibir y pude apreciar las emociones que significaron esos encuentros en tierra firme de España. En mi opinión fue creado un precedente humanitario y ético muy importante para la Europa elitista y frívola que se olvida de su pasado y les da la espalda a los emigrantes que arriesgan sus vidas en el Mediterráneo, hoy devenido una fosa común de proporciones descomunales. Esas imágenes que me sacaron las lágrimas de emoción no podré olvidarlas en mucho tiempo.

Durante mi viaje también he podido percibir una verdadera lucha conceptual y práctico concreta  entre los que ponen a salvo el humanismo tradicional europeo y hacen buen uso solidario de esos conceptos propios de la condición humana frente a la barbarie de los que intentan retrotraer sus sociedades a las épocas del nazi fascismo. Pienso que en Nuestra América debemos estar muy al tanto de esas realidades y no olvidarlas, porque en mi opinión responden a una ofensiva mundial de una derecha internacional y de un imperialismo en decadencia que se niegan a perder sus poderes fácticos y que no quieren reconocer el fracaso mundial del neoliberalismo. Lo tenemos muy cerca y muy presente en el gobierno de Mr. Trump y su ataques contra le emigración latina especialmente la mexicana, así como en la nueva versión del Plan Cóndor que intentan imponer en algunos países del Sur como son Brasil, Argentina y Colombia, incluyendo al ayer Ecuador en Revolución y hoy en franco retroceso..

Por tanto, ¡alerta! Que nos están cercando. Mientras que tampoco deberíamos olvidar que en México, por fin ha salido el sol; y que desde México nos llegan esperanzas con la Presidencia de Manuel López Obrador, que se unen en mi criterio con sus especificidades propias a lo que está sucediendo entre las izquierdas en la España de hoy. Hay pues esperanzas concretas que debemos apoyar.

Así lo pienso y así lo expreso con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular

Publicado en el periódico Por Esto! sección de Opinión el viernes 6 de julio del 2018,

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=660291

Compartir

  0  Comentarios

  Aún no se ha agregado ningún comentario.

  Deja un comentario

- No se permiten insultos, ni palabras soeces o despectivas.
- No se permiten alusiones ofensivas sobre personas, hechos ni entidades.
- No se permiten conceptos racistas ni irrespetuosos a la diversidad de opción de las personas.
- No se permiten amenazas de ningún tipo.