Web de Félix Sautié Mederos

LEP 465 . El debate de la nueva Constitución y el estilo de trabajo del presidente Miguel Díaz-Canel. Poner los puntos sobre las íes

En Especiales

CDLXV

 El verano del 2018 tal y como ya he expresado en los capítulos precedentes, no ha sido un verano más porque para los cubanos desde adentro y desde afuera de nuestras fronteras, ha estado cargado de acontecimientos importantes y trascendentes que lo distinguen de otros veranos desde hace tiempo..

En realidad debo decir que en un único capítulo de La Espiritualidad Prohibida no me ha sido posible escribir y publicar  los testimonios de  todo lo que he  visto y he vivido en este tiempo, porque sería muy extenso e “ileible”. Significo que han sido múltiples hechos y acontecimientos variados, que de conjunto  no eran esperables para un verano más, ya que en este tiempo han coincidido,  en mi criterio, circunstancias y hechos realmente novedosos. Por lo menos eso es lo que yo considero. Resumo y planteo que el verano 2018 que estamos culminando ha sido como nunca antes en otros veranos  pródigo en circunstancias, hechos y coyunturas muy especiales.

Hago pues al respecto, un breve recuento de lo novedoso que hemos vivido en este tiempo de vacaciones  del verano   2018: En primera instancia tenemos  que el nuevo Gobierno cubano presidido por Miguel Díaz Canel, ha estado poniendo en práctica  un método de contacto directo con la población recorriendo todo el país en un tiempo que tradicionalmente las actividades básicas  recesan para dedicarlas al descanso en medio de los calores sofocantes. Al respecto de esta práctica la periodista Patricia Grogg, publicó un artículo, en  IPS recogido en el Resumen Latinoamericano del 24 de mayo de 2018 del cual quiero citar unos párrafos significativos:

“Durante su primer mes en la presidencia de Cuba, Miguel Díaz-Canel dio muestras de que para gobernar debe salir a la calle, escuchar a la gente y aprovechar, en vez de evadir, a los medios de comunicación, en su camino para  ganar y mantener respaldo ciudadano. En medio de un amplio despliegue de prensa, se le vio en reunión con el Consejo de Ministros,  luego pasando revista a programas alimentarios y de energía renovable, valorando los planes de preparación de La Habana para celebrar en 2019 medio milenio de su fundación, o en un recorrido, los días 17 y 18,  por barrios de la capital. “La gente comenta que así es como se hace, conversando con las personas de a pie, que trabajan mucho y ganan poco. La esperanza es que continúe esas visitas, pero que sean sin aviso previo para que no lo engañen”, dijo a IPS una empleada de una tienda de la Habana Vieja, María Caridad, quien pidió no dar su apellido. En las redes sociales, hubo quien recordó los tiempos en que Díaz-Canel, de 58 años, fue primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) en Villa Clara, una ciudad a 270 kilómetros de La Habana. “Cuando menos el pueblo se lo esperaba aparecía en bicicleta. Esa era su forma de actuar”, comentó el usuario Kamilo en un debate en un medio digital local....

Hay mucho más pero creo que esta opinión es un botón de muestra muy explícito al respecto del estilo de trabajo del nuevo Presidente. Quizás en próximos capítulos amplíe más sobre el tema porque lo considero muy importante y trascendente para el futuro de la Revolución y del país.

En segunda instancia se ha estado desarrollando  un proceso intensivo de asambleas de pueblo a lo largo y ancho del país, para debatir el Proyecto de nueva Constitución de la República de Cuba. En tercera instancia; desde el exterior se han intensificado los ataques del Gobierno de los Estados Unidos contra Cuba en la persona de Mr. Trump. Y finalmente tenemos que a todos los cristianos y personas de buena fe nos ha preocupado profundamente   el proceso de crisis institucional dentro la Iglesia Católica en el mundo de hoy,  del que he hablado en el anterior capítulo. Aciagas circunstancias oportunistamente aprovechadas por algunos estamentos eclesiásticos rigoristas y políticos de extrema derecha especialmente en los Estados Unidos, para realizar persistentes  intentos de derrocar al papa Francisco; todo lo cual forma parte de una gran ofensiva de las derechas intencionales incentivada por las execrables lacras de pederastas encubiertos en el seno de la Iglesia  denunciados en diversos países y por la acción sostenida de un clericalismo  autoritario contra natura que es imprescindible erradicar

En lo referido a la nueva Constitución y su debate por la población, debo decir que es un proceso que comenzó el pasado 13 de agosto cuando estaba acabado de llegar a Cuba de  mi viaje de 60 días por la España de mis ancestros, del cual he estado escribiendo en los últimos capítulos precedentes, con un final previsto para terminar el 15 de noviembre del presente año 2018, fecha que marca el inicio de la preparación de un referendo popular que deberá realizarse  para el 24 de febrero del 2019. El proceso total de debate popular tiene programada la celebración de 135 000 asambleas en todo el país con la particularidad de que también será debatida y se recibirán propuestas de los cubanos residentes en el exterior en más de  100 países para lo cual se ha previsto un sistema y una planilla base con el propósito de  que sus planteamientos lleguen al país y sean tenidos en cuenta, lo cual establece un precedente muy importante que para Cuba en mi criterio compartido por muchos especialistas y publicaciones especializadas tiene un especial valor en sus relaciones con la diáspora cubana en el exterior y la unidad de la Nación Cubana en su conjunto. Se calcula que podrán participar más de un millón cuatrocientos mil cubanos asentados en el exterior, lo que constituye una cifra importantemente significativa, según datos planteados por el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba.

Estadísticamente tenemos que la nueva Constitución consta de 224 artículos propuestos de los cuales solo 11 se mantienen de la versión todavía en vigor, 13 se eliminan y 87 son totalmente nuevos. Divididos en total en 11 títulos, 24 capítulos y 16 secciones.

En mi opinión muy personal este proceso adquiere una especial significación en momentos  del relevo que impone la vida y la biología a Cuba de  la Generación del Centenario que encabezó las luchas desde el Asalto al Cuartel Moncada en 1953 a la fecha y que dirigió el país durante el proceso de la Revolución Triunfante en estos 60 años que han transcurrido hasta el presente, y  que culmina su actividad dando paso al acceso de los timones de mando de la sociedad a las nuevas generaciones surgidas y formadas después del Triunfo de 1959. Es fácil expresarlo en un solo párrafo mientras que en la realidad en el tiempo constituye una imagen de la sangre y los esfuerzos heroicos de todo un pueblo dirigido a rescatar su soberanía enfrentándose al Norte Revuelto y Brutal que nos desprecia al decir de José Martí.

En mis consideraciones preliminares sobre este importante tema quiero expresar que este texto se convierte en un resumen y guía de los principios básicos que caracterizan y que deben ser respetados por la Nación Cubana en la nueva etapa que se abre para todos, caracterizados además por el legado de Fidel en relación a su planteamiento de lo que es Revolución y la Conceptualización documento ampliamente debatido por el pueblo y aprobado en el último Congreso del Partido.

En general podría decirse que en la nueva Constitución tal y como se ha planteado textualmente en un artículo publicado  en la prensa nacional en un párrafo que cito textual porque me parece que es un resumen muy objetivo de los propósitos de la Nueva Constitución y cito: “Cuba amplía derechos, transforma la estructura de su Estado en función de atender mejor a los reclamos ciudadanos y adapta su legislación a los cambios que en la última década han tenido lugar en la economía del país para ajustarla al difícil escenario internacional en que debe desempeñarse. Desde el 13 de agosto rinde homenaje a Fidel con un debate popular en el que todo el pueblo es constituyente, a partir de un proyecto que ya tuvo en su Asamblea Nacional un sustancioso debate”

Considero que este párrafo logra un resumen objetivo que hago mío y que recojo en mi testimonio al respecto de este extraordinario proceso de masas que excepcionalmente estoy viviendo como testigo que ha transitado por la Revolución Cubana desde 1957 a la fecha.

Lo esencial que considero al respecto como problema básico al que nos enfrentamos con la nueva Constitución, en mi criterio  es algo que  se plantea en su “Introducción al análisis de la Constitución de la República de Cuba durante la consulta popular”, que aparece en el folleto (tabloide) circulado en todo el país. Me refiero a unos planteamientos de Fidel, en los que expresa textualmente que: “Una de las cosas que más nos preocupa que debe ser un preocupación perenne es que...la Constitución que nosotros hagamos se cumpla rigurosamente. No podemos tener o aprobar uno solo de esos preceptos que no se cumplan...”.

Aquí veo un concepto básico a tomar muy en consideración, y es que durante todo el proceso revolucionario de 1959 a la fecha, en el que tuvo ser destruido el viejo orden institucional, un daño colateral que hemos tenido ha sido en mi opinión muy personal, el poco respeto jurídico a la letra de las Constituciones vigentes en este período de tiempo que constantemente se han sustituido por  decisiones, proyectos y acuerdos operativos. Este es un asunto que radicalmente tiene que ser superado, porque ya no tendremos presente ni a Fidel, ni a la Generación del Centenario para que sean árbitros a consultar y habrá que hacerlo todo a partir de la interpretación jurídica y el respeto de la Ley de leyes. En este orden de pensamiento, considero que la creación de un Tribunal Constitucional con suficiente capacidad y poder para salvaguardar la Constitución, es una especial necesidad, imprescindible, porque quizás la Asamblea Nacional no deba ser juez y parte en los conflictos constitucionales que puedan presentarse en lo adelante.

Además en este orden de conceptos considero que también en nuestro caso específico es necesario, alcanzar  un debido balance de los derechos  humanos básicos de quienes piensen diferente, con los principios esenciales socialistas y revolucionarios de la mayoría del pueblo que apoya la Revolución y que quiere salvaguardar en el tiempo las conquistas logradas, teniendo muy en cuenta el paso de los años, así como las nuevas circunstancias y coyunturas propias del movimiento de la vida en el futuro inmediato.

Se está debatiendo en todo el país con ahínco y deseos de proyectarnos hacia el futuro con el desarrollo de un socialismo próspero y sustentable, proceso del cual como ha planteado nuestro Presidente Miguel Díaz Canel saldrá un documento más robusto que el planteado en el proyecto puesto a debate.

Prácticamente cuando se continúa con el debate popular del cual los medios informativos del país, están publicando amplias reseñas se puede decir que se están abarcando casi todos los temas que plantea el proyecto puesto a debate. Tal y como va la cosa, pienso cuando culmine el debate popular del Proyecto en conjunto la población habrá expresado criterios y opiniones concretas  para casi todos los 224 artículos propuestos; lo que le dará al texto  que se rehaga con el resumen de los principales planteamientos populares un aval de legitimidad máximo por parte del soberano que es el pueblo ampliamente consultado y con las más efectivas posibilidades de intervenir, lo que será sellado con la realización del referendo aprobatorio que la pondrá en vigor.

En próximos capítulos me referiré a algunos temas específicos que más se han reiterado por la población en las asambleas que se están realizando.

Para finalizar este capítulo de acuerdo con el esquema de trabajo que estoy aplicando para escribir La Espiritualidad Prohibida, quiero continuar refiriéndome a las crónicas que publiqué en similar etapa del 2017, lo que realmente me permite ver, vivir y testimoniar el desenvolvimiento de nuestra sociedad local en el tiempo. En este orden de pensamiento tenemos que con fecha sábado 1 de julio del 2017, publiqué  en Por Esto! una crónica titulada    ES NECESARIO PONER LOS PUNTOS SOBRE LA “IES”, con el exergo: Algunos que  se dedican a los epítetos e insultos en vez de tomar conciencia de lo que realmente está sucediendo; que es explícita en  mi criterio.

“Queridos lectores de Cónicas Cubanas, vivimos momentos trascendentes  en los que se han puesto en juego muchas cuestiones esenciales para la vida en paz y la subsistencia del pueblo. Cuba no es ninguna excepción en estas coyunturas y circunstancias.  Considero que no hay que ser un especialista para comprender lo que está sucediendo en la realidad que verdaderamente es y que se intenta disfrazar con  la que se nos quiere imponer como si fuera un lobo vestido de oveja, que va en contra de los más genuinos intereses populares y se disfraza para ocultar  sus designios de sojuzgación, crimen y explotación, lo que algunos ingenuamente y otros por dogmatismo y/o desidia en ocasiones mal  intencionadas no toman en consideración. Me refiero a algo que podría ser fatal para el futuro que se nos viene encima.

Pienso pues que el momento es de una alta responsabilidad para todos y muy en especial para los que nos ejercemos como periodistas y comunicadores sociales en general, por nuestra incidencia en la formación de opiniones y en la concientización popular. No tenemos derecho ético alguno que nos justifique en ningún caso para manipular la verdad y mucho menos para sustituirla con la mentira que  desorienta y horada las voluntades populares. La verdad es la esencia básica de  nuestro trabajo, buscarla sin compromisos onerosos en donde quiera que se encuentre y negarnos a participar activa o pasivamente en las guerras de agresión de cuarta generación contra quienes luchan para fomentar un mundo mejor en favor de la paz, la equidad distributiva y la justicia social, considero que es lo honrado y ético en nuestro proceder cotidiano.

Por otra parte, opino que es totalmente injustificable ponerse a juguetear con el terrorismo como algunos lo están haciendo por aquí y por allá,  en seguimiento de las campañas internacionales que actualmente se desarrollan para justificar el uso de la fuerza y el terror en la Venezuela Bolivariana. Hacerlo tiene consecuencias de una gran irresponsabilidad ya conocidas en muchos países del medio Oriente y de Europa que actualmente son víctimas cotidianas de atentados terroristas. Por eso no puedo entender la  moral, de quienes así actúan sin darse por enterados de que no hay terrorismo bueno y terrorismo malo, porque todo terrorismo en las actuales circunstancias del mundo es malo y tiene consecuencias impredecibles.

En Cuba tenemos muy amargas experiencias con lo sucedido en el pasado cuando se pusieron a jugar con el desvío de aviones lo que se convirtió en una práctica extendida en el mundo que todavía con el paso de los años en ocasiones  reaparece. Ni qué decir con lo que sucedió con la voladura en pleno vuelo de un avión de Cubana de Aviación. Me preocupa mucho que algunos hayan olvidado y/o no se den por enterados de estos hechos trascendentales que nunca prescriben Ellos se manifiestan en nombre de sus rencores, pases de cuentas, odios, intereses y criterios personales, sin tomar muy en consideración que por encima de todo eso está el país y sus gentes inocentes que siempre son los que sufren las peores consecuencias.

En mi opinión muy personal, un signo de madurez y consecuencia está en la condena a todo terrorismo y uso de la violencia ciega, venga de donde vengan, porque con esas prácticas lo que se pone en juego es la vida misma por encima de las ideas políticas y económicas que se tengan, las que siempre merecen el respeto a la opinión diferente pero que nunca deberían ser una justificación a favor del terrorismo y de la violencia ciega como práctica política.

Aquellos que cargan sus artículos de ofensas y epítetos contra los que opinan distinto a ellos para impedir el diálogo civilizado, deberían comprender lo que ha sucedido en la Historia y lo que podría suceder con sus desidias e inconsecuencias. ¡Quienes tengan oídos para oír, oigan!

Así lo pienso y así lo expreso en mi derecho a opinar, con mis respetos para la opinión diferente y sin querer ofender a nadie en particular. Así lo hago además, porque considero que el momento es definiciones claras en favor de la vida, de la verdad y de la paz bien supremo en peligro como nunca antes. Considero muy necesario poner los puntos sobre las “íes” y eso es lo que expongo. fsmederos@gmail.com

(Fin de la crónica publicada)

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=571278

Continuará.

Unicornio, domingo 7 de octubre del 2018.

http://www.poresto.net/2018/10/07/la-espiritualidad-prohibida-de-lo-que-he-visto-de-lo-que-he-vivido-de-lo-que-pienso-y-creo/

Compartir

  0  Comentarios

  Aún no se ha agregado ningún comentario.

  Deja un comentario

- No se permiten insultos, ni palabras soeces o despectivas.
- No se permiten alusiones ofensivas sobre personas, hechos ni entidades.
- No se permiten conceptos racistas ni irrespetuosos a la diversidad de opción de las personas.
- No se permiten amenazas de ningún tipo.