Web de Félix Sautié Mederos

LEP 493 En las actuales circunstancias es difícil mantenerse sin adoptar definiciones básicas

De lo que he visto, de lo que he vivido, de lo que pienso y creo

junio 2, 2019

En Especiales

0

En los momentos actuales al respecto de lo que he visto, he vivido y de lo que pienso y creo, como reza el exergo con que encabezo los capítulos de LEP desde sus inicios en el año 2008, quiero expresarme sobre una paradoja que se presenta en la actualidad. Porque mientras que el Gobierno de las Estados Unidos presidido por Mr. Donald Trump se esfuerza en cerrar un cerco que ahogue a Cuba, e incluso hay voces de la ultra derecha norteamericana como es la del Senador republicano Rick Scott reclamando que se establezca por parte del Gobierno de Mr. Trump un bloqueo naval a Cuba, no se justifica que haya algunos cubanos no dispuestos a defender la dignidad de la Patria.

Comienzo con ese planteamiento básico para tratar de resumir las preocupaciones que me asaltan en la actualidad, y que pretendo exponer en este capítulo LEP 493, como testimonio de lo que estoy viviendo en estos momentos culminantes. Lo hago con el propósito de coadyuvar, al enfrentamiento que todos debemos de interponer a las amenazas y acciones del Norte Revuelto y Brutal que nos desprecia, en sus intentos de desarticular y derrotar a la Revolución Cubana por medio de los más pérfidos y agresivos procedimientos imperiales. Lo que voy a exponer lamentablemente no solo es el resultado de mi percepción individual que siempre podría ser limitada conforme a la experiencia de una persona en particular, pero también me hago eco de varias de las voces responsables y comprometidas con la Revolución que están planteando algunas incongruencias entre lo que sucede en algunas instancias de dentro y del exterior del país, con los propósitos de hacer avanzar los proceso de la Revolución Triunfante en medio de las complicadas situaciones que se nos están presentando.

Tal y como planteo recogiendo un sentir más generalizado, no es congruente que haya cubanos no dispuestos a defender la dignidad de la Patria, algunos de los cuales que ya conocemos como por ejemplo los que forman parte de la Mafia miamense y sus seguidores mimados por Mr., Bolton, que apoyan a Mr. Trump y sus acólitos. En tanto nos encontramos que están también están sutil o abiertamente acompañados por quienes, agazapados desde adentro, en los servicios generales y actividades comerciales que deben prestársele a la población, maltratan al pueblo, tal y como lo está denunciado el egregio periodista José Alejandro Rodríguez en su muy leída sección del periódico Juventud Rebelde denominada “Acuse de Recibo” y en su programa “Papelitos Hablan” del Canal Habana de la Televisión Cubana. Tipifica y denuncia a personajes indeseables, que incluso puedo decir que también algunas veces me los he topado personalmente, así como mi esposa y algunos de mis vecinos y camaradas del Partido y de la Asociación de Combatientes de la Revolución cubana de mi barrio. Lo que, en consecuencia, puedo testificarlo muy de cerca. Con esta, van varias veces que menciono a José Alejandro, sus secciones y sus denuncias, que considero indiscutiblemente defensoras de los más puros principios revolucionarios.

Precisamente menciono de nuevo  en este LEP 493 y me hago eco de lo que plantea  José Alejandro Rodríguez, porque hace unos días pude apreciar en su programa de televisión que es habitual del Canal Habana de la Televisión Cubana, una preocupación exhortativa suya en  relación con una acción de corrupción denunciada en una carta que le enviaron al respecto de la prestación gratuita de los servicios fúnebres en una funeraria  habanera ( conocida como la “Maulini”) que no es nada nuevo  de lo que está sucediendo en el trato a  la población y que José Alejandro no se cansa de denunciar, por parte de quienes en mi criterio conforman una quinta columna infiltrada más bien enquistada diría yo, para ser más exacto, dentro del mayoritariamente pueblo revolucionario.

Parafraseo lo que planteó José Alejandro en su programa porque quedó profundamente impreso en mi conciencia revolucionaria y creo que todos deberíamos hacer algo al respecto de su muy sentido llamamiento revolucionario. (Programa Oh La Habana, sección Papelitos Hablan del día 9 de mayo del 2019) Expresó que, en su criterio, y añado yo fundamentado a partir de sus experiencias de lo que día a día debe plantear en su programa al respecto de las múltiples denuncias que recibe, que algo está sucediendo en relación a lo que se está planteando y se está esforzando la Dirección del Gobierno en sus recorridos y chequeos ya habituales y de lo que contradictoriamente sucede en algunas de las bases de las actividades de servicios y expendios comerciales que no se sensibilizan, ni se inmutan al respecto de lo que plantea y hace el Gobierno a favor del pueblo. Centro en donde persisten personas que no actúan correctamente y se aprovechan de su posición en beneficio propio, sembrando dudas y maltratando a la población.

Quiero añadir, que como siempre mucho me admiró y mucho aprendo en ese programa de televisión a que me refiero, por la valentía ya ampliamente reconocida de José Alejandro Rodríguez siempre implícita en sus planteamientos y lo que al respecto plantea. Lo que puedo decir en consecuencia, sobre el particular es que por mi parte encuentro que sus denuncias coinciden plenamente con algunas experiencias concretas de las denuncias que en ocasiones llegan a mi núcleo zonal; y que tenemos que tramitar, muchas veces sin recibir las respuestas adecuadas a la magnitud del asunto. Por otra parte, mientras escuchaba a José Alejandro y  constataba lo que decía con mis experiencias sobre estos problemas, así como con otros planteamiento similares que están circulando en la web, algunos de los cuales ya he recogido en capítulos anteriores, como son los de los reconocidos intelectuales Tomás Morales y Carlos Alzugaray, confieso que mi conciencia se resintió profundamente en el sentido de mi preocupación expresada en una reciente crónica publicada en Por Esto!, con el tema: “No es un momento, para alarmas, lamentaciones, dudas ni para detenerse en el tiempo concretas” ; y pensé que si bien no es el momento para estar azuzando a la población con esas reiteraciones que expreso en mi crónica antes mencionada, tampoco lo es para la tolerancia de actitudes como las que denuncia el destacado periodista,  que se repiten en diversos sectores de los servicios y el comercio,.

Estas situaciones que quiero reiterar, contrastan con la actitud ampliamente mayoritaria del pueblo que apoya a la Revolución y que está dispuesto a realizar sus mayores esfuerzos y su más plena resistencia al criminal y genocida Bloqueo y a las agresiones que día a día se perpetran por el Imperialismo del Norte revuelto y Brutal que nos desprecia. Así como también contrastan muy especialmente con los esfuerzos que realiza el Gobierno de las nuevas generaciones formadas por la Revolución Triunfante que está relevando con un criterio de continuidad y nunca de ruptura dignamente a la generación del Centenario que alcanzó el triunfo de 1959 de la Revolución, presidido por Miguel Díaz-Canel Bermúdez. Quien lucha y se destaca en su liderazgo en su trabajo desplegado des que asumió el cargo de Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros que considero muy acertado hasta el presente, así como durante sus recorridos por el país y su acercamiento con la población.

Además, quiero significar que sé perfectamente, que hay quienes subestiman e incluso se burlan del lenguaje en que prevalecen los términos patrióticos; pero yo no me rindo ante lo burlesco, banal y chabacano porque el patriotismo lo considero el componente esencial que nos ha dado vida como República, así como Nación y como País soberano e independiente en el mundo actual. No hubo ni hay otra alternativa posible que no haya sido y sea el patriotismo en mi criterio muy personal, capaz de habernos hecho lo que actualmente somos en este Siglo XXI, y de proyectarnos en el tiempo hacia el futuro.  Es pues con un concepto básico de patriotismo a ultranza que en mi criterio se pueden enfrentar estos problemas a que me estoy refiriendo.

En las actuales circunstancias, considero que debemos tener muy en cuenta al respecto de lo que estoy planteando en este LEP 493, el hecho de que es evidente que socialmente nos encontramos ante un conjunto de tendencias chabacanas que propugnan el descomprometiendo social y pujan por la formación de personas “desciudadanizadas”, por denominarlas de una manera condescendiente con sus derechos a realizarse de acuerdo con sus ideas y convicciones. En esto el enfoque de muchas redes sociales en el ámbito digital que actualmente enseñorea nuestras vidas, se encargan de propugnarlo con asiduidad, incluso estableciendo las fake news en que se fundamentan muchas de sus consignas contra Venezuela y contra Cuba como el criterio básico de lo que es la verdad. Por otra parte, quiero añadir, que lo hacen con una eficiencia comunicacional que confunde; y que incluso, puede llegar a una “estupidización” generalizada dentro de los que se hacen habituales a las mismas. Un fenómeno que marca decisivamente al momento que estamos viviendo en el mundo de hoy.

Hace poco tiempo que en el IV Seminario Internacional de Periodistas convocado por Por Esto!  con motivo de su 28 aniversario en el mes de marzo del presente año, propuse realizar un análisis y un debate al respecto de las redes sociales, como tema central para el próximo V Seminario en marzo del 2020; ya que dije expresamente en esa ocasión, que las redes sociales están sacando presidentes, están estableciendo mentiras que las están convirtiendo en verdad, y están dando informaciones que desorientan y desinforman. En definitiva, en mi criterio las redes sociales son hoy un fenómeno de masas que no podemos desestimar y tenemos que enfrentar incluso participando activamente en ellas.

La banalización de todo, es lo que abiertamente se propugna en nuestro mundo de hoy por parte de los poderosos de la tierra, muy en especial en su política hacia los pueblos que pretenden sojuzgar en las diversas latitudes de la geografía planetaria. Ya que no se resignan a perder la hegemonía prácticamente unilateral que últimamente han estado detentando ante el multilateralismo, que se está imponiendo poco a poco en el ámbito internacional. Hay por encima de todo lo que nos sucede, se sobrepone un conjunto de intereses geopolíticos a los cuales no nos es posible acceder de cerca, porque en sus intríngulis se encaminan a la sojuzgación y la esclavitud de nuevo tipo de los pueblos y naciones. Intereses dentro de los cuales los cubanos estamos bordeando el precipicio, parafraseando lo que planteara en unos de sus discursos el General de Ejército Raúl Castro. Pero que dignamente nos desenvolvemos con nuestro propio sistema social. Sistema que no estamos dispuestos a transformar en interés de las clases dominantes que hoy se manifiestan abiertamente con una efectividad innegable e incluso que se podría calificar como desconcertante dentro de los partidos de derecha y de ultraderecha que están accediendo al poder en las diversas latitudes del mundo.

En este orden de cosas, se están sucediendo cuestiones concretas como las que expresé al principio de este capítulo LEP 493, con las que no puedo transigir y conformarme en su concepto básico esencial cargado de una enajenación social que puja por la desarticulación de la vida en una sociedad organizada y respetuosa de la ética y de la ley. O sea, con una banalización de la vida en sociedad que, en mi opinión dado su dispersión y su apoliticismo de consigna, bien puede ser aprovechada por algunos de los factores más retrógrados presentes públicamente y/o agazapados en espera de que les llegue su momento por decirlo de alguna forma más comprensible.

Me refiero a un peligro real y presente que no deberíamos ni sobrestimar, ni tampoco subestimar. Pienso entonces, que lo que siempre deberíamos hacer al respecto, es estar en guardia vigilante de todo lo que se mueve o se detiene en el medio dentro del cual nos estamos desenvolviendo. En mi opinión, vivimos momentos culminantes en que las agresiones a Cuba son cada día más recurrentes, y en estos momentos se requiere que el trabajo político e ideológico sea profundo, creativo y parejo en todas las instancias e instituciones de la Revolución lo que no es así completamente y ya desde un anterior capítulo de LEP vengo planteando la necesidad de intensificarlo y adecuarlo a los momentos y circunstancias que estamos viviendo.  

No podemos dejarnos llevar por lo que se sientan cansados y se mantengan detenidos en el tiempo, hay estamentos conservadores presentes, algunos con poder suficiente para demorar e incluso detener el cambio de todo lo que deba ser cambiando. En este sentido el conocido revolucionario e intelectual Joaquín Benavidades en un reciente mensaje suyo en el Blog Segunda Cita de Silvio Rodríguez con fecha 8 de mayo del presente año, planteó en un mensaje suyo por correo electrónico a Silvio Rodríguez contentivo de una expresión al respecto, que es muy sintomática en mi opinión y que cito textualmente: “…Hasta cuándo los inmovilistas van a seguir impidiendo que se aplique lo que llevamos un quinquenio de aprobado”.

Constituyen momentos los actuales en que se está cerrando activamente el cerco de muchos años. En este sentido, he estado escribiendo y publicando mucho en Por Esto!, porque entiendo que las campanas están repicando a arrebato y no podemos interponerles oídos sordos. En este orden de pensamiento, quiero citar una crónica que publiqué en Por Esto! con fecha sábado 20 de abril del 2019, titulada “Vencer la inercia de los cansados y contagiar de entusiasmo y optimismo a los comprometidos…. “, que en mi criterio tiene mucho que ver con lo que estoy planteando en este LEP 493. Cito textual a continuación sin más comentarios que por lo explícita los considero innecesarios:

“Un llamado que parafraseo del Presidente Miguel Díaz Canel en su discurso de Clausura de la Tercera Sesión Extraordinaria de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, el sábado 13 de abril de 2019

Queridos lectores de Crónicas Cubanas, hay momentos culminantes de la vida política de un país, que cuando los peligros y amenazas lo acechan muy de cerca requieren del optimismo y del entusiasmo que se enfrenta a las adversidades. Es el momento cuando en las realidades concretas cotidianas deben manifestarse los líderes capaces de conducirlos a la victoria.

En estas circunstancias no puedo olvidar que Fidel ha sido en todo momento un genio capaz de unir voluntades y llamar efectivamente al combate necesario por la vida y el futuro. En eso devino la verdadera continuidad de nuestro Apóstol José Martí, quien unió a los cubanos en su época cuando se definían los albores de nuestra identidad nacional, llevándolos más allá de sus diferencias de entonces para hacer la ‘Guerra Necesaria’ con que se comenzó a gestar nuestra independencia nacional, culminada con la Revolución Triunfante de 1959,

En nuestra época Fidel es la repuesta inequívoca a una canción muy repetida y famosa de mi niñez y mi juventud. Era una Canción triste de añoranzas que se reiteraba mucho en la Cuba prerrevolucionaria, con un estribillo que repetía con nostalgia: “Martí no debió de morir, no debió de morir…”  

Y en definitiva Martí no murió y resurgió en un Fidel que vibra en la montaña como dice otra canción de la Revolución Triunfante. Fidel surgió con mucha fuerza quizás mayor aún por causa de esa dinámica de los pueblos que deciden enfrentarse con todo lo que tienen para alcanzar un futuro promisorio. Pero cuando Fidel se nos fue hacia la Gloria de los Justos no nos dejó huérfanos porque había conformado un Pueblo de muchos Fidel, muchos Che y muchos Camilos.

Raúl continuó entonces la batalla y de Raúl hemos pasado en esa continuidad que desde hace 60 años ha sido quizás la más importante característica de la Revolución cubana ante los asedios del Imperialismo que nos desprecia en todo este tiempo, a Miguel Díaz- Canel quien día a día con mano segura mantiene firme las banderas de la Revolución y el Socialismo con su concepto de ser siempre continuidad y nunca ruptura.

Todo esto se agolpó en mi Ser Interior en estos últimos días por la proclamación de nuestra nueva Constitución de 2019 en una fecha similar de 1868 en que se conmemora el 150 aniversario de nuestra primera Constitución, proclamada en el poblado camagüeyano de Guáimaro que dio surgimiento a nuestra República en Armas.  La Asamblea Nacional después de la Proclamación de la Nueva Constitución del 2019, ha continuado sesionando en este abril del 2019, para analizar los problemas y las necesidades que tenemos en la Economía Nacional y en la Defensa del país que son las dos prioridades inmediatas para enfrentar el futuro y defendernos de las amenazas y acciones que quizás como nunca antes se han arreciado en contra de nuestro país poniendo a prueba al liderazgo de las nuevas generaciones formadas por la Revolución que por ley de vida se han hecho cargo de los timones de mando de la sociedad.

Es mi opinión que, en el trabajo ideológico de la Revolución, nunca deberíamos perder de vista y divulgarlo con reiteración el hilo conductor de continuidad y no de ruptura que caracteriza una lucha que ya cumple 150 años. Ello deviene mi confianza, mi optimismo y mi tranquilidad de viejo luchador nunca cansado porque el futuro que tenemos por delante así siempre se hará efectivo y capaz de vencer la inercia de los cansados porque el camino ha sido y es largo y difícil y así también contagiar de entusiasmo a los comprometidos. De ahí lo que me impresionó con mucha intensidad cuando escuché lo que nos dijo Díaz-Canel al respecto en su discurso del 13 de abril del 2019, que no tengo la menor duda de que será memorable en la medida que transcurran los años. Fueron concretas las tareas más importantes a que nos llamó, que en una síntesis muy apretada que publica Cuba- Debate las relaciono a continuación: “la actualización del plan de la economía para las situaciones más complejas, con medidas económicas que se corresponden con las demandas y necesidades del país, la reorganización del comercio interior, el funcionamiento del sistema empresarial, las cooperativas agropecuarias y no agropecuarias y el trabajo por cuenta propia; la agricultura, las producciones exportables, y el turismo, la sustitución de importaciones, inversiones extranjeras y el  encadenamiento productivo”.

Así lo viví y así lo expreso con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular.

https://www.poresto.net/2019/04/20/vencer-la-inercia-de-los-cansados-y-contagiar-de-entusiasmo-y-optimismo-a-los-comprometidos/

(Fin de la crónica citada).

Además, hay otra crónica que considero muy importante citar también explícita al respecto de estos temas, que publiqué en Por esto! con fecha martes 7 de mayo del 2019, titulada “No es un momento para alarmas, lamentaciones, dudas ni para detenerse en el tiempo”, que cito textual a continuación:

Queridos lectores de Crónicas Cubanas, realmente en Cuba hoy estamos viviendo en complejas y difíciles circunstancias, de eso considero que nadie debería albergar duda alguna. Por otra parte, tampoco es la primera vez que estamos inmersos en esas adversas realidades. En verdad es que, desde el Triunfo de la Revolución en 1959 a la fecha, el Gobierno estadounidense imperialista del Norte Revuelto y Brutal que nos desprecia, no ha dejado de amenazarnos y atacarnos con las más disímiles argucias. Una prueba de ello es el Bloqueo más extenso de la Historia Universal, con 60 años de daños y de crímenes de lesa humanidad contra el pueblo cubano. Todo lo hemos podido resistir sin perder el humor propio de los cubanos; y no tengo duda alguna que continuaremos resistiéndolo incluso con las nuevas amenazas y medidas aún más agresivas que Mr. Trump y sus acólitos le están aportando.

No planteo la negación de los efectos muy dañinos que sufre y que está sufriendo la población cubana, pero creo que tampoco hay que tomar en consideración a lo que están expresando los agoreros de las desgracias que nos anuncian la posibilidad de que se reedite un nuevo Período Especial. Es evidente que en esta etapa Cuba tiene otras posibilidades, atravesamos otras circunstancias y somos más fuertes para enfrentar lo que se nos viene encima. Tampoco le tenemos miedo a lo anunciado por Mr. Trump de la posibilidad un bloqueo total.

Poseemos suficiente valor y creatividad para enfrentar esas situaciones extremas; y muy especialmente considero en lo personal que el liderazgo de las nuevas generaciones que se encuentran al frente del Gobierno de Cuba con Miguel Díaz-Canel a la cabeza, tiene todas las posibilidades de hacerle frente a estas y a otras agresiones más que se nos pueda presentar. Es una ley de la Historia probada por la Generación del Centenario cuando parecía que la República iba a sucumbir. En tanto que hoy, las nuevas generaciones de cubanas y cubanos que están asumiendo los timones de mando de la sociedad, han sido formadas y forjadas con mejores posibilidades y condiciones que las que tuvimos en los años 40 y 50 del Siglo pasado. Además, es también mi convicción que con un claro sentido de continuidad y no de ruptura sabrán responder a la herencia histórica de enfrentamiento a los imperialismos que han tratado de sojuzgarnos en el tiempo. Aquello que expresó Fidel y que no me canso de repetir, en el Centenario del alzamiento de 1868 cuando dijo que, ‘ellos hoy hubieran sido como nosotros y nosotros entonces hubiéramos sido como ellos’, se hará de nuevo la más plena realidad histórica en las nuevas generaciones que conforman el Gobierno presidido por Miguel Díaz-Canel.

Al respecto de la situación que actualmente estamos confrontando, el Ministro de Relaciones Exteriores Bruno Rodríguez Parrilla en su Conferencia con la prensa acreditada en La Habana del pasado jueves 25 de abril del presente año, que he estado reseñando en mis últimas crónicas publicadas en Por Esto!, fue explícito en estos temas y expresó textualmente que: “…Todas las medidas anunciadas castigan a las cubanas y cubanos. Castigan a todas las familias sin excepción en Cuba. Castigan también a las familias estadounidenses y a las personas de buena voluntad. …La esencia de las medidas anunciadas implican obviamente un reforzamiento del Bloqueo Comercial y Financiero mediante la estricta aplicación de la Ley Helms Burton…Esta Ley junto con las acciones específicas que ahora se anuncian, crearán necesariamente efectos financieros, dañarán a las entidades cubanas en particular las ya mencionadas, generarán mayores dificultades y carencias a nuestro pueblo. La meta anunciada es asfixiar a nuestra economía y castigar al pueblo en su conjunto con la finalidad de arrancar concesiones políticas a nuestro Gobierno. Así ha sido siempre, parece que ahora lo será aún más, Pero a pesar del enorme indudable impacto económico que el comportamiento del gobierno de Estados Unidos y que estas medidas tendrán, no podrán mover un ápice la firme determinación de resistencia de las cubanas y cubanos… Ha de tenerse en cuenta que la Política Exterior de Estados Unidos constituye una real amenaza sobre nuestro Hemisferio. La región de América Latina y el Caribe decidió soberanamente declararse Zona de Paz…

Nuestro Presidente y también el General Ejército Raúl Castro han sido explícitos públicamente al respecto; y no se puede decir que la Dirección de la Revolución haya ocultado la peligrosidad y el riesgo del momento que estamos viviendo. Por tanto, no hay razón para que algunos puedan estar azuzando a la población con el fantasma de una nueva reedición del Período Especial. En mi opinión no es un momento para alarmas, lamentaciones, dudas ni para detenerse en el tiempo.

En este orden de pensamiento el Presidente Miguel Díaz-Canel en su cuenta oficial de Twitter expresó en los días previos al primero de mayo que "No es momento de lamentos sino de soluciones, seguros de que vamos a salir adelante, con una alta moral y optimismo, no hay espacio para la derrota y el pesimismo y lo vamos a demostrar el Primero de Mayo en las movilizaciones por todo el país" @DiazCanelB; y yo puedo decir sin temor a equivocarme, que el primero de mayo el pueblo  masivamente en los desfiles efectuados lo demostró con creces.

 

Así lo pienso y así lo expreso en mi derecho a opinar con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular.”

https://www.poresto.net/2019/05/07/no-es-un-momento-para-alarmas-lamentaciones-dudas-ni-para-detenerse-en-el-tiempo/

(Fin de la crónica citada)

Continuaré con el tema en el próximo capítulo porque considero que el asunto lo requiere, dado las complejas circunstancias que estamos viviendo.

Continuará…

Finalmente les reitero mi correo electrónico con el propósito de que puedan trasmitirme dudas, criterios, opiniones y preguntas: fsmederos@gmail.com.

 

Publicado en Unicornio, Semanario de ciencia y cultura de Por Esto!; y en la sección digital de Especiales del periódico Por Esto! De Mérida, Yucatán, México el domingo 2 de junio del 2019

https://www.poresto.net/2019/06/02/en-las-actuales-circunstancias-es-dificil-mantenerse-sin-adoptar-definiciones-basicas/

 

 

Compartir

  1  Comentarios

  • Félix Sautié Mederos.
    05 Jun, 2019

    Comentario tomado del debate en el Blog Segunda Cita de Silvio Rodríguez

    https://www.blogger.com/comment.g?blogID=2044430452931794159&postID=5343349711994189257&isPopup=true

     

    Blogger

    Eduardo Ortega dijo...

    A propósito del escrito de Félix Sautié Mederos; el momento es de lucha. Hace unos días RRR nos comentaba que el periodista José Alejandro Rguez había desistido de su labor en JR y “Papelitos Hablan” porque sencillamente no logra que los que tienen que responder las críticas, respondan. Es lamentable la situación. Pero como dice Frei Betto, dejemos los lamentos para tiempos mejores. No podemos dejar de denunciar a los apáticos y muy especialmente a los corruptos y a los que se aprovechan de la situación para beneficio personal. ¡Luchemos contra los miserable! No podemos dejar de apoyar a los que como FSM lanzan ideas de fortalecer la lucha; ahora con más fuerza que nunca. La ofensiva del Imperio no es cosa de bobería. Ayer Silvio en un brevísimo comentario decía: “Coño, se cae de la mata...”; se refería a la noticia de EFE: “La UE le pide a Cuba que responda a la ley Helms-Burton con mayor apertura comercial”. La expresión de Silvio más breve y llena de fuerza no puede ser.
    Cuba se tiene que abrir al mundo. Cuba tiene que liberar sus fuerzas productivas. Cuba tiene que aprovechar los conocimientos que se han acumulado durante 60 año. Cuba tiene que contar con todos los que quieran trabajar por el bienestar del Pueblo. “Con todos y para el bien de todos”.
    SALUDOS!

    3 de junio de 2019, 17:46

     

    felixsautie.com

  Deja un comentario

- No se permiten insultos, ni palabras soeces o despectivas.
- No se permiten alusiones ofensivas sobre personas, hechos ni entidades.
- No se permiten conceptos racistas ni irrespetuosos a la diversidad de opción de las personas.
- No se permiten amenazas de ningún tipo.