Web de Félix Sautié Mederos

Los pérfidos propósitos del gobierno imperialista

Todas las medidas anunciadas castigan a las cubanas y cubanos. Castigan a todas las familias sin excepción en Cuba. Castigan también a las familias estadounidenses y a las personas de buena voluntad en ese país… Bruno Rodríguez Parrilla.

Queridos lectores de Crónicas Cubanas: en una única crónica publicada en Por Esto! (Cuba emplaza las mentiras del Gobierno de Estados Unidos…) (1) no me ha sido posible reflejar y comentar en toda su magnitud la intervención del Ministro de Relaciones Exteriores Bruno Rodríguez Parrilla, expresada ante la prensa acreditada el pasado jueves 25 del presente mes. En consecuencia, a continuación, expondré un conjunto de aspectos básicos referidos a las afectaciones directas a las familias cubanas e incluso a los propios ciudadanos norteamericanos, planteados por el Ministro Bruno que considero esenciales tenerlos muy en cuenta.

Quiero significar que se condujo con su acostumbrada tranquilidad, que en mi opinión denota conocimiento profundo del tema que desarrolla, convicción en lo que expresa y seguridad en lo que está planteando. Esa es una impresión muy personal de la que quiero dejar constancia como parte esencial de mis apreciaciones cada vez que participo en uno de sus frecuentes encuentros con la prensa acreditada en La Habana.

Intentaré para frasear sus planteamientos esenciales al respecto del tema que me planteo significar para que los lectores de Crónicas Cubanas puedan apreciar la calificación de las consecuencias que ha tener la actual escaldada de agresiones a Cuba por parte del Gobierno de los Estados Unidos

En este orden de cosas debo decir que el ministro Bruno Rodríguez Parilla expresó que cuando el Sr. Bolton anunció restricciones de viaje que conculcan la ya muy limitada libertad de viajar de los ciudadanos norteamericanos para el destino prohibido de Cuba, no lo hizo teniendo en cuenta la opinión de los electores estadounidenses, en particular de los 650 mil ciudadanos norteamericanos que visitaron nuestro país en el 2018 y el medio millón de cubanos residentes en ese país que también lo hicieron. Ignora deliberadamente la opinión de los ciudadanos de los Estados Unidos de los sectores más diversos y crecientes que se interesan por una relación respetuosa hacia la normalidad de los vínculos entre ambos países. Cuando anuncia restricciones a las remesas que pueden enviarse a las personas, a las familias cubanas, no solo lastima los intereses y los ingresos de nuestro pueblo, de cada familia que tiene esos vínculos, lesiona la libertad y, además, el derecho que tienen las personas en los Estados Unidos de enviar remesas a familiares, conocidos y allegados en Cuba. Esas medidas dañarán gravemente al Sector cuentapropista de la Economía cubana. Con la eliminación de los servicios consulares de La Habana, la obligación de viajar a un tercer país para obtener visas de viajero y solo a un lugar para obtener visas de emigrantes. Con el incumplimiento de la obligación jurídica del Gobierno de los Estados Unidos de conceder no menos de 20 mil visas anuales para emigrantes. Con el incumplimiento de otros aspectos de los acuerdos migratorios vigentes y con la suspensión de las visas temporales de entradas múltiples para las cubanas y cubanos lesiona los vínculos interfamiliares, los derechos no solo de nuestros ciudadanos sino también los intereses de los residentes de los Estados Unidos, de sus familias y de los propios norteamericanos.

Todas las medidas anunciadas castigan a las cubanas y cubanos. Castigan a todas las familias sin excepción en Cuba. Castigan también a las familias estadounidenses y a las personas de buena voluntad en ese país. Las medidas anunciadas en particular constituyen incentivos para la emigración irregular e insegura de ciudadanos cubanos, alientan el tráfico de personas, alimentan a las bandas que se dedican a la trata de personas y crean condiciones de riesgos que costarán vidas a. personas que deseen utilizar esas vías irregulares. Las familias cubanas no debieran ser rehenes de las luchas políticas intestinas de los Estados Unidos, de la política inmoral y sucia que hoy prevalece en ese país, de los odios y rencillas que la política oficial atiza. No deberían ser rehenes de la competencia feroz entre republicanos y demócratas. Y Cuba que no tiene relación alguna ni debía tenerla con las luchas partidistas, no debía ser en modo alguno objeto de las purgas entre un partido u otro, de repulsión de avances, de creación de retrocesos, o de purgas con presidentes anteriores. ….

Personalmente pienso que el análisis del Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba de estos aspectos referidos a los vínculos entre las familias, constituye una denuncia de lo pérfidos que son los perpetradores de estas medidas y de las inconsecuencias que rayan en la traición de los cubanos de adentro y de afuera que las apoyen.

Nota todavía me quedan otros aspectos importantes de la intervención del Ministro Bruno Rodríguez Parrilla que analizar en estos momentos tan trascendentales de nuestra historia patria. Quizás escriba otra crónica al respecto.

Así lo pienso y así lo expreso en mi derecho a opinar con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular.

(1) https://www.poresto.net/2019/04/26/cuba-emplaza-las-mentiras-del-gobierno-de-los-estados-unidos/

Compartir

  0  Comentarios

  Aún no se ha agregado ningún comentario.

  Deja un comentario

- No se permiten insultos, ni palabras soeces o despectivas.
- No se permiten alusiones ofensivas sobre personas, hechos ni entidades.
- No se permiten conceptos racistas ni irrespetuosos a la diversidad de opción de las personas.
- No se permiten amenazas de ningún tipo.