Web de Félix Sautié Mederos

NO ES EL SILENCIO UNA SOLUCIÓN…

Si bien no es momento para alarmas, lamentaciones, dudas ni para detenerse en el tiempo, tampoco lo es para el silencio

Queridos lectores de Crónicas Cubanas, últimamente se ha intensificado el debate académico público al respecto de lo que deberíamos realizar en las actuales circunstancias, en que se arrecian las agresiones y amenazas del Norte Revuelto y Brutal que nos desprecia. Pienso, que no son los silencios ni mucho menos los silenciamientos de quienes opinan constructiva y responsablemente al respecto de nuestras circunstancias y coyunturas, lo más adecuado en momentos tan complicados en que la unidad en la lucha con el aporte de todos los que tengan algo racional y útil que plantear, será en mi criterio siempre lo más decisivo para salir adelante.

Lo contrario es propio de los conservadores a ultranza: detenerse en el tiempo, porque en esto el movimiento de la vida es drástico y no da lugar para las indecisiones. La falta de audacia en los acometimientos necesarios para salir adelante, siempre nos va a jugar una mala pasada. Fidel ha sido un ejemplo valiosísimo y decisivo al respecto de estas disyuntivas, que nunca deberíamos olvidar. Así lo pienso; así lo quiero plantear con mi más profundo sentido autocrítico del momento en cuestión.

Por otra parte, también estoy de acuerdo que, en los replanteos de las estrategias y tácticas del momento, para que haya una adecuada continuidad de la Revolución con el cambio decisivo de todo lo que sea necesario, la elaboración y el planteo de los perfeccionamientos y modernizaciones que se deben realizar, se ejecuten en todos los campos de nuestro Socialismo, ya sea en lo económico como en lo político. En esto, considero que no se le puede tener miedo al movimiento de la vida, porque siempre desde el punto de vista filosófico marxista el movimiento ineluctablemente se va producir, con independencia de nuestra voluntad personal. Y ahí, es donde la adecuada interpretación de lo imprescindible para mantener la continuidad será decisiva para alcanzar el triunfo que necesitamos.

En un artículo publicado por el eminente especialista y revolucionario Fidel Vascos titulado CONTINUIDAD Y RUPTURA (1), nos plantea una reflexión que considero esencial tenerla muy en cuenta al respecto de lo que planteo: En el desarrollo de los procesos sociales, la continuidad garantiza el legado positivo de lo viejo que se mantiene en lo nuevo y la ruptura transforma lo que debe ser cambiado de lo viejo para dar paso a lo nuevo. En la transición cubana de hoy, ha hecho bien nuestro Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez en subrayar la continuidad de la política revolucionaria que llevará a cabo en su mandato. Con esta declaración asegura que, por mucho que cambien las circunstancias, se mantendrán inalterables los principios de nuestro socialismo mantenidos por la dirección histórica de la Revolución, encabezada por Fidel y Raúl, en cuanto a la defensa intransigente de la independencia y soberanía nacionales, la justicia social, la solidaridad internacional, el antiimperialismo y la lucha por la paz, entre otros. Ello no niega la necesidad de romper determinados aspectos de lo viejo que ya no se ajustan al momento histórico que estamos viviendo, y sustituirlos por lo nuevo” (Fin de la cita)

Impecable lo planteado; y considero que requiere una profunda reflexión de todos en este momento tan complicado y decisivo, porque el razonamiento lógico y revolucionario implica hacer lo que es lógico   y revolucionario. Y en esto quiero expresar algunas consideraciones personales que propongo incluir en los debates que se están desarrollando:

Primero hay que escuchar y responder lo que sea necesario responder, nunca los oídos sordos podrán ser parte de una solución efectiva.

Segundo el debate abierto en el que todos los que tengan algo que decir responsablemente puedan participar, es la forma más eficaz de buscar los consensos imprescindibles para enfrentar en lo conceptual y en lo práctico concreto las circunstancias y coyunturas que estamos viviendo.

Tercero el contrapunteo que se desarrolla entre la academia y la población tiene una utilidad muy importante que hay que resolver a partir de lo que Carlos Marx expresó y que el compañero Humberto Pérez nos recuerda en un reciente artículo suyo que también considero muy necesario escuchar, tener en cuenta y responder lo que sea necesario (2): “organizar el mundo empírico de tal manera que los intereses individuales coincidan con los intereses sociales”

Así lo pienso y así lo expreso en mi derecho a opinar, con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular.

 

  1. Continuidad y ruptura, Fidel Vascós https://segundacita.blogspot.com/2019/05/continuidad-y-ruptura.html
  2. Insistiendo en las políticas adecuadas para transformar la economía cubana, Humberto Pérez  https://elestadocomotal.com/2019/05/21/humberto-perez-insistiendo-en-las-politicas-adecuadas-para-transformar-la-economia-cubana/

 

 

 

Compartir

  1  Comentarios

  • Félix Sautié Mederos.
    06 Jun, 2019

          . “NO ES EL SILENCIO UNA SOLUCIÓN.

          Eduardo Ortega dijo...

      Muy valioso el artículo de Félix Sautié Mederos que nos recomienda Silvio.
    “…no se le puede tener miedo al movimiento de la vida…”
    “Primero hay que escuchar y responder lo que sea necesario…”
    “Segundo el debate abierto en el que todos los que tengan algo que decir responsablemente puedan participar…”
    “Tercero el contrapunteo que se desarrolla entre la academia y la población tiene una utilidad muy importante que hay que resolver…”
    “NO ES EL SILENCIO UNA SOLUCIÓN…”
    Lo apoyo.
    SALUDOS!

          5 de junio de 2019, 21:59

     TOMADO DEL BLOG SEGUNDA CITA DE SILVIO RODRÍGUEZ

    https://www.blogger.com/comment.g?blogID=2044430452931794159&postID=1508262736008436078&isPopup=true

     

    *

          

    felixsautie.com

  Deja un comentario

- No se permiten insultos, ni palabras soeces o despectivas.
- No se permiten alusiones ofensivas sobre personas, hechos ni entidades.
- No se permiten conceptos racistas ni irrespetuosos a la diversidad de opción de las personas.
- No se permiten amenazas de ningún tipo.