Blog de Félix Sautié Mederos
POR UN SOCIALISMO PARTICIPATIVO Y DEMOCRÁTICO

UN NUDO DE SENTIMIENTOS ME OPRIMIÓ MI ALMA

Realmente desde los primeros días de estas celebraciones los sentimientos que se han ido acumulando en lo más íntimo de mi Ser Interior, me han parecido insuperables en el tiempo, en la medida que han transcurrido; pero cuando creía que ya me encontraba  virtualmente saturado, asistí a una Mesa Panel titulada “El Peligro de hacer periodismo en México” en la que un nudo de sentimientos oprimió mi alma de tal manera que quedé enmudecido completamente, un estado existencial que les confieso que pocas veces he experimentado  en mi vida.

Sé incluso por experiencias propias, que el periodismo  constituye una profesión y un oficio siempre riesgoso, porque se mueve en el mundo de las ideas que es un espacio existencial prácticamente minado por las ambiciones, los odios y las injusticias a las que hay que enfrentarse si somos personas que nos respetamos y rechazamos convertirnos en alabarderos del pensamiento oficial al decir del Che, quien ejerció también durante su fecunda vida de revolucionario paradigmático un periodismo siempre honrado y comprometido, que fue además una de sus más apreciadas armas de lucha por la verdad y por la justicia.

Y en estas circunstancias, el panel que les testimonio devino  un momento pletórico de amargas y heroicas realidades existenciales que su luminosidad propia apagó sus tristezas intrínsecas y transformaron el testimonio de vida que recibimos cargado de muerte y dolor los que allí asistimos, en airadas protestas y reclamos de vida, relatadas por un grupo de extraordinarios colegas mexicanos protagonistas que día a dia  se exponen al peligro del miedo e incluso de las torturas criminales  y de las muertes violentas. Yo cuando los miraba en sus ojos enardecidos por la firmeza del deber que estaban cumpliendo, pensaba para mis adentros sobre la modestia personal ante lo heroico real y la solidaridad obligada a que estábamos convocados los periodistas cubanos  en aquella sala de la Feria Internacional de la Lectura Yucatán 2017, donde nuestros colegas mexicanos nos hablaban con el corazón y nos pedían que reprodujéramos sus protestas y reclamos, lo que cumplo con mi crónica en Por Esto!, que difundiré en cuantos espacios digitales me sean posible.

Finamente quiero relatarles que cuando conmocionado profundamente regresaba a mi hotel, el colega cubano Lorenzo González quien es Sub Director de Radio Miami me recordó los atentados y crímenes a que también  estaban expuestos  en la actualidad los periodistas cubanos que en la Florida se atrevían a defender las causas justas de su Patria de origen. En aquel momento mi conciencia fue asaltada por la imagen de Félix Pechuga mi colega del Juventud Rebelde  de los primeros años, quien fuera asesinado en las calles de Nueva York durante el cumplimiento de una misión suya en la ONU. A él lo recibí recién graduado de la universidad en el Colectivo de Juventud Rebelde donde trabajó en la página Internacional del periódico y nunca lo he podido olvidar.

Así lo pienso y así lo afirmo con mis más profundos sentimientos místicos acompañados de mis derechos a protestar contra el crimen y la ignominia. Con mis respetos por el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular. Albricias a  Por Esto! , y a su Director egregio don Mario Menéndez, quien los acoge, los ampara y los publica, cuando otros no lo hacen y coadyuvan a su persecución y asesinatos con sus silencios culpables

¡GLORIA POR SIEMPRE A NUESTROS COLEGAS MEXICANOS CON ELLOS ESTARÉ HASTA EL FINAL DE MIS DÍAS CONSCIENTES!.

(1)Los periodistas y la realidad, Por Esto!, Sábado 18 de marzo 2017,

https://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=546795

UNICORNIO, presente, pasado y futuro, Por Esto!, lunes 20 de marzo 2017, 

https://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=547170

Publicado en el periódico Por Esto! de Mérida Yucatán, México

Compartir

  0  Comentarios

  Aún no se ha agregado ningún comentario.

  Deja un comentario

- No se permiten insultos, ni palabras soeces o despectivas.
- No se permiten alusiones ofensivas sobre personas, hechos ni entidades.
- No se permiten conceptos racistas ni irrespetuosos a la diversidad de opción de las personas.
- No se permiten amenazas de ningún tipo.