Web de Félix Sautié Mederos

Valorar el momento y actuar en consecuencia...

El diálogo, la ética y el tiempo...

Es apasionante darle seguimiento a lo que está sucediendo en la actualidad cubana del momento que estamos viviendo. Pienso que es muy difícil sustraerse de todo lo que día a día se está manifestando en nuestro país, con cambios, continuidades, peligros y amenazas. Lo veo como un renacer frenético del proceso revolucionario que ya ha cumplido 60 años, precisamente en el 150 Aniversario del  inicio de nuestras Guerras de Independencia. Lo que se vive hoy  en Cuba se está manifestando al ritmo del tránsito de un nuevo liderazgo que da continuidad a la Revolución determinado por la biología en el tiempo. Realmente es un momento crucial e histórico, del que quizás algunos no han comprendido la urgencia de actuar en consecuencia, porque son circunstancias en movimiento que se presentan en la vida como si fueran un tren transitando por las estaciones en las que no se  detiene, y  que cuando pasa no vuelve atrás.

Estoy seguro de que en el futuro las generaciones que vienen detrás de nosotros querrán haber vivido en nuestra época, tal y como añoramos a la época de Carlos Manuel de Céspedes y de José Martí. Todavía estamos presentes muchos de los que vivimos los momentos de la Revolución Triunfante de 1959 y tenemos la dicha de vivir el relevo que siempre se ha esperado porque la vida es movimiento. Son 60 años de logros y con como es lógico al ser una obra humana también de insuficiencias y  errores, pero desarrollada con una voluntad de equidad distributiva y justicia social, aunque acosados por el Bloqueo más largo de la Historia de la Humanidad así como por nuestros propios errores e incapacidades.

Hay quienes todo lo ven bien y no admiten la crítica necesaria  y responsable que nos conduzca a cambiar todo lo que deba ser cambiado, para continuar adelante en el tiempo. Se conducen con un dogmatismo fundamentalista autoritario que  no da espacio para un diálogo de todos con todos sin que no puedan imponer sus propios criterios. Un diálogo que el pueblo ha tomado de su mano por decirlo de una manera comprensible, que nos fortalece y nos puede unir en la diversidad en la República que soñó Martí con todos y para el bien de todos.

El debate masivo del Proyecto de la nueva  Constitución es una dinámica extraordinaria que en mi criterio habrá de aportar resultados muy probablemente inusitados que marcarán positivamente el futuro por mucho tiempo. No es necesario ser muy observador ni un especialista para comprenderlo, porque día  a día las noticas de prensa y de los telediarios  nos lo informan en vivo y en directo.

Por otra parte el nuevo Gobierno presidido por  Miguel Díaz Canel recorre el país, revive y chequea proyectos, conversa con el pueblo y le mide el pulso directamente, echa a andar soluciones y toma nota de lo que no se puede resolver de momento; pero necesita tiempo porque no todo se podrá solucionar a la vez. Lo importante es que actúa en positivo y que no descansa.

En medio de todo esto la Revolución continúa muy asediada por sus enemigos y cerrar filas es lo decisivo, apoyar todo lo que se hace en positivo y criticar lo mal hecho así como identificar las insuficiencias es .actuar en consecuencia.

Cada vez quedarán más atrás los enemigos desde adentro y desde afuera así como  los fundamentalistas   autoritarios que no comprenden nada, solo lo que ellos piensan. Esos son mis pronósticos del momento.

Así lo pienso y así lo expreso en mi derecho a opinar, con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular.

Compartir

  0  Comentarios

  Aún no se ha agregado ningún comentario.

  Deja un comentario

- No se permiten insultos, ni palabras soeces o despectivas.
- No se permiten alusiones ofensivas sobre personas, hechos ni entidades.
- No se permiten conceptos racistas ni irrespetuosos a la diversidad de opción de las personas.
- No se permiten amenazas de ningún tipo.