Web de Félix Sautié Mederos

Vencer la inercia de los cansados y contagiar de entusiasmo y optimismo a los comprometidos….

´Un llamado que parafraseo del Presidente Miguel Díaz Canel en su discurso de Clausura de la Tercera Sesión Extraordinaria de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, el sábado 13 de abril de 2019

Queridos lectores de Crónicas Cubanas, hay momentos culminantes de la vida política de un país, que cuando los peligros y amenazas lo acechan muy de cerca requieren del optimismo y del entusiasmo que se enfrenta a las adversidades. Es el momento cuando en las realidades concretas cotidianas deben manifestarse los líderes capaces de conducirlos a la victoria.

En estas circunstancias no puedo olvidar que Fidel ha sido en todo momento un genio capaz de unir voluntades y llamar efectivamente al combate necesario por la vida y el futuro. En eso devino la verdadera continuidad de nuestro Apóstol José Martí, quien unió a los cubanos en su época cuando se definían los albores de nuestra identidad nacional, llevándolos más allá de sus diferencias de entonces para hacer “Guerra Necesaria” con que se comenzó a gestar nuestra independencia nacional, culminada con la Revolución Triunfante de 1959,

En nuestra época Fidel es la repuesta inequívoca a una canción muy repetida y famosa de mi niñez y mi juventud. Era una Canción triste de añoranzas que se reiteraba mucho en la Cuba prerrevolucionaria, con un estribillo que repetía con nostalgia: “Martí no debió de morir, no debió de morir…”  

Y en definitiva Martí no murió y resurgió en un Fidel que vibra en la montaña como dice otra canción de la Revolución Triunfante. Fidel surgió con mucha fuerza quizás mayor aún por causa de esa dinámica de los pueblos que deciden enfrentarse con todo lo que tienen para alcanzar un futuro promisorio. Pero cuando Fidel se nos fue hacia la Gloria de los Justos no nos dejó huérfanos porque había conformado un Pueblo de muchos Fidel, muchos Che y muchos Camilos.

Raúl continuó entonces la batalla y de Raúl hemos pasado en esa continuidad que desde hace 60 años ha sido quizás la más importante característica de la Revolución cubana ante los asedios del Imperialismo que nos desprecia en todo este tiempo, a Miguel Díaz Canel quien día a día con mano segura mantiene firme las banderas de la Revolución y el Socialismo con su concepto de ser siempre continuidad y nunca ruptura.

Todo esto se agolpó en mi Ser Interior en estos últimos días por la proclamación de nuestra nueva Constitución de 2019 en una fecha similar de 1868 en que se conmemora el 150 aniversario de nuestra primera Constitución, proclamada en el poblado camagüeyano de Guáimaro que dio surgimiento a nuestra República en Armas.  La Asamblea Nacional después de la Proclamación de la Nueva Constitución del 2019, ha continuado sesionando en este abril del 2019, para analizar los problemas y las necesidades que tenemos en la Economía Nacional y en la Defensa del país que son las dos prioridades inmediatas para enfrentar el futuro y defendernos de las amenazas y acciones que quizás como nunca antes se han arreciado en contra de nuestro país poniendo a prueba al liderazgo de las nuevas generaciones formadas por la Revolución que por ley de vida se                                han hecho cargo de los timones de mando de la sociedad.

Es mi opinión que, en el trabajo ideológico de la Revolución, nunca deberíamos perder de vista y divulgarlo con reiteración el hilo conductor de continuidad y no de ruptura que caracteriza una lucha que ya cumple 150 años. Ello deviene mi confianza, mi optimismo y mi tranquilidad de viejo luchador nunca cansado porque el futuro que tenemos por delante así siempre se hará efectivo y capaz de vencer la inercia de los cansados porque el camino ha sido y es largo y difícil y así también contagiar de entusiasmo a los comprometidos. De ahí lo que me impresionó con mucha intensidad cuando escuché lo que nos dijo Díaz Canel al respecto en su discurso del 13 de abril del 2019, que no tengo la menor duda de que será memorable en la medida que transcurran los años. Fueron concretas las tareas más importantes a que nos llamó que en una síntesis muy apretada que publica Cuba- Debate las relaciono a continuación: “la actualización del plan de la economía para las situaciones más complejas, con medidas económicas que se corresponden con las demandas y necesidades del país, la reorganización del comercio interior,  el funcionamiento del sistema empresarial, las cooperativas agropecuarias y no agropecuarias y el trabajo por cuenta propia; la agricultura, las producciones exportables, y el turismo, la sustitución de importaciones, inversiones extranjeras y el  encadenamiento productivo”.

Así lo viví y así lo expreso con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular.

Publicado además en el periódico Por Esto! de Mérida Yucatán, México Sección de Opinión el sábado 20 de abril del 2019.

https://www.poresto.net/2019/04/20/vencer-la-inercia-de-los-cansados-y-contagiar-de-entusiasmo-y-optimismo-a-los-comprometidos/

 

Compartir

  0  Comentarios

  Aún no se ha agregado ningún comentario.

  Deja un comentario

- No se permiten insultos, ni palabras soeces o despectivas.
- No se permiten alusiones ofensivas sobre personas, hechos ni entidades.
- No se permiten conceptos racistas ni irrespetuosos a la diversidad de opción de las personas.
- No se permiten amenazas de ningún tipo.