Web de Félix Sautié Mederos

Y ahora se rasgan las vestiduras...

Algunos se inquietan porque Cuba sea un país sin promesas y plantean que es un disparate no haberlas planteado.

Queridos lectores de Crónicas Cubanas, continúan las campañas de los “analistas” que apuestan al fracaso del nuevo Gobierno de Cuba y muy especialmente del Presidente Miguel Díaz-Canel. Ahora se presentan muy preocupados por lo que planteó el Presidente en su primer discurso en el que dijo textualmente y cito: “...No vengo a prometer nada, como jamás lo hizo la Revolución en todos estos años. Vengo a entregar el compromiso de trabajar y exigir por el cumplimiento del programa que nos hemos dado como gobierno y como pueblo en los Lineamientos de la política del Partido y la Revolución, a corto, mediano y largo plazos...”.

También en su desconocimiento histórico trata de comparar lo que dijo el Presidente con los planteamiento de Fidel al principio de la Revolución triunfante olvidando que ya desde el Juicio del Moncada, Fidel, en su autodefensa conocida como la Historia me Absolverá, se planteó un programa completo de luchas conocido posteriormente como el Programa del Moncada que fue la guía de trabajo de los primeros años de la Revolución.

En mi criterio, porque hace muchos años que aprendí a leer, el párrafo del planteamiento de Díaz-Canel en su discurso en la Asamblea Nacional está muy claro y explícito, de que no viene a hacer promesas porque viene con un compromiso concreto de cumplir con un programa preciso que todos conocemos y que está en proceso. Quizás digo yo que con sus retrasos e incluso algunos incumplimientos, pero plan y programa aprobado es; y lo que le corresponde al nuevo Gobierno del mismo Partido y de los mismos ideales de la Revolución Cubana, es cumplirlo y culminarlo con creatividad, aportes positivos y honor cambiando todo lo que deba ser cambiado. Eso es parte de un principio básico de la política en general.

¿De dónde sacan pues que esto sea “un disparate”? para decirlo así en titulares de la prensa que circula en la web. En mi criterio disparate sería que no lo hiciera, porque es un programa a mediano y corto plazo para el perfeccionamiento del Socialismo cubano conforme a los nuevos tiempos que estamos viviendo. En concreto tenemos que ese programa y esos lineamientos están en proceso, que incluyen incluso: la reforma de la Constitución; el impulso al trabajo por cuenta propia; la creación de las cooperativas y la inversión extranjera entre otras muchas cuestiones más que sería muy extenso mencionarlas aquí. Además buscar soluciones satisfactorias a los problemas económicos de la dualidad monetaria. Todo ello con el principio de no dejar a ningún cubano ni cubana desamparados, manteniendo la política de educación y salud pública gratuitas, con una política de seguridad social definida, que lo que necesitará son perfeccionamientos y adaptaciones a los nuevos tiempos.

Menudo Programa al que se comprometió Díaz-Canel y dijo que va a cumplir.

Entonces ¿qué es lo que quieren? los que han planteado que lo que expresó al respecto en su discurso constituye “un disparate”; porque de que lo dijeron, lo dijeron; y lo han publicado en la red. Lo que quieren es que Díaz Canel hubiera planteado, dándose golpes de pecho, un conjunto de promesas edulcoradas al estilo de las que hace y deshace el Sr. Trump y la mayoría de los políticos de derecha, que después no cumplen ninguna y cargan contra la población cuando sale a las calles a pedirlas con desesperación, hambre y angustias.

Quizás si fueran un poco más serios y se dedicaran al análisis objetivo de los procesos y al estudio de los hechos concretos, deberían esperar un poco al transcurso del tiempo, para observar con veracidad las realidades que se irán manifestando un día tras otro; y no dedicarse a crear frases hechas y rumores infundados que se suman a los procesos de agresión y de guerras de cuarta generación con las que se pretende por el Imperio destruir a la Revolución cubana y por ende al país en su conjunto.

En mi criterio el disparate es ese y no el planteamiento claro y preciso de nuestro Presidente en su discurso en la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Así lo pienso y así lo expreso en mi derecho a opinar, con mis respetos para el planteamiento diferente que no quiere decir estar de acuerdo con mentiras, falsedades y manipulaciones. Y como siempre expreso que sin querer ofender a nadie en particular. fsmederos@gmail.com

Publicado en el periódico Por Esto! de Mérida , Yucatán, México, Sección de Opinión, el miércoles 25 de abril del 2018.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=642971

Compartir

  0  Comentarios

  Aún no se ha agregado ningún comentario.

  Deja un comentario

- No se permiten insultos, ni palabras soeces o despectivas.
- No se permiten alusiones ofensivas sobre personas, hechos ni entidades.
- No se permiten conceptos racistas ni irrespetuosos a la diversidad de opción de las personas.
- No se permiten amenazas de ningún tipo.