Comentario del informe

Estimado Carlos Luque,

Me alegra que su respuesta haya sido ecuánime y a niveles que permitan mantener el diálogo sin ofensas personales. Y como creo que eso es lo que le mueve me siento impulsado a defender mi opinión y dejar claras algunas de ellas que quizás haya entendido usted mal.

- Primero: me gradué en la CUJAE de Arquitecto, en Europa tuve que reciclarme a la profesión de diseñador Web. Así, aunque no lo haya dicho usted explícitamente, aclaro la idea implícita que se infiere de su comentario: “no es gracias a la revolución o al haber estudiado en un instituto tan prestigioso como la CUJAE” que pude abrirme paso en la sociedad Europea. Estudié antes que las computadoras llegaran a Cuba, o sea, mi profesión no me ha servido absolutamente de nada. Claro, es un precio al que estaba dispuesto a pagar, pero no debo nada a nadie. Además, estudiar en la CUJAE o en Harvard no es garantía de éxito.

- Me sigue impresionando ver a un informático justificar cosas que van en contra de sus propios conocimientos. Esa expresión suya del colapso de Internet y la continua justificación de lo injustificable, es similar a ver a cura proclamando la inexistencia de DIOS o a un piloto que le tenga miedo a la altura. Un informático no puede tener fronteras o deja de serlo. Sencillamente de nada vale que tenga conocimientos técnicos si vive con el pié puesto en el freno. En su caso estaría hoy yo tratando de inventar la manera de conectarse a la red, de romper las fronteras, las suyas y las impuestas; de burlar a esos supuestos amos de la RED con soluciones alternativas, pero no se sumaría al “no se puede, no podemos, ellos son los amos, nosotros somos pobres y tenemos que conformarnos con quedarnos fuera, nos atacan, oh Dios cierren las puertas y ventanas, que no entre la luz que nos atacan!”. Deje a los políticos la labor de cerrar puertas, la suya es la de abrirlas.

- No sé si quedó claro: Yo no deseo socialismo para Cuba, ni participativo, ni sin participar. Para mí 53 años son más que suficientes para demostrar la inoperancia del sistema y eso no creo que me haga un monstruo. Tampoco me anima “el imperio” a sostener este diálogo.

- Espero que usted comparta la opinión de que cada cual debe formarse su propia opinión después de haber oído “ambas partes” y luego, formarse o decidir la suya. No es ético, bombardear a alguien desde los medios de información masivos con los criterios de un solo lado, prohibirle oír otra opinión y exigirle comprensión o confianza. Dejemos que todos se informen y saquen sus propias conclusiones.

- Mi defensa del Mercado, no viene de los libros, no es teórica. La vida me lo ha demostrado porque he vivido en ambas sociedades. Por eso advierto mala intención en las palabras de usted al afirmar que en Europa no todos los ciudadanos tienen derecho a Internet o que existen limitaciones. Lo he vivido, nadie me lo contó: Vivo de expandir Internet no sólo en Europa sino en Asia y América (incluso en países más pobres que Cuba) y se lo repito: No pesa sobre nosotros ninguna prohibición del uso de Internet ni en Europa, ni en América, ni en Asia. Es la competencia entre las grandes compañías la que regula el Mercado, así de simple. Sin más misterios. Por eso le conmino a que cite ejemplos de esas limitaciones a la accesibilidad de los ciudadanos a la red o a la información en Europa. EJEMPLOS.

- La tendencia es totalmente contraria, cada vez más aeropuertos, restaurantes, cafés, centros comerciales, escuelas implementan la WIFI Internet gratuita a todos sus clientes y alumnos. Starbucks café implementó WIFI gratis en todos sus establecimientos alrededor del mundo. En un centro comercial en Tirana (Albania, un país que está más atrasado que Cuba) vi cientos de gente sentada en el piso en un centro comercial, haciendo uso de Internet GRATIS. Hoy se vende, se compra, se discute, se lee libros y periódicos, se trabaja conectado a la red en el metro, en los parques y hasta en los estadios. Mi esposa trabaja en Berlín, sus colegas están en la India y en San Francisco. Por el contrario el excesivo uso de Internet ha hecho que Hospitales y aviones implementen prohibiciones de uso de móviles porque sus ondas interfieren con equipos de navegación o de operaciones.

- Créeme Carlos, prohibir u obstaculizar el uso de Internet debe ser considerado un crimen de alta traición. Los cubanos estamos pagando muy caro esa desconexión. Las pérdidas son inmensamente mayores (económicas y sociales) que el costo que pudiera acarrear conectar el país hasta el último rincón. Nuestros octogenarios gobernantes no están en capacidad de entender esto, su luz es corta y está gastada. Hoy esas prohibiciones son el peor enemigo de la revolución y quizás las que le cuesten la vida a lo que queda de revolución. ¡En vez de sembrar moringa y esperar que de carnes huevo y leche, deberían informatizar el país. Internet da el dinero para comprar la carne la leche y los huevos!

- Los problemas de conectividad en Cuba están resueltos: El ministro de comunicación de Venezuela lo ha confirmado: El cable está operativo, si los cubanos no lo usan, sus razones tendrán. ¿Qué pasó con el cable Carlos? ¿El ministro venezolano miente? ¿Quizás pagado por la CIA?

- No es cierto que Estados Unidos sea el amo de Internet. Yo trabajo con tecnología alemana. Los capitalistas no creen en embargos, van allí donde hay dinero. Llegado el momento, si no son americanos serán australianos, alemanes, suecos, hindúes... o cubanos los que estarían más que contentos en entrar a un mercado sin la competencia americana. En lo personal he emprendido varios proyectos a través de la red en latinoamérica y por el contrario he recibido subvenciones de gobiernos (Colombia y Chile) para llevar a cabo la empresa porque significaba nuevos puestos de trabajo en sus países. Me gustaría hacerlo en Cuba también ¿por qué no puedo crear puestos de trabajo en Cuba? Te juro que no soy de la CIA ¿Pero, por qué no puedes tú? ¿Por qué no podemos hacerlo tú y yo juntos? Trabajemos para crear una empresa que cree beneficios a la nación, pagamos impuestos, creamos puesto de trabajo, rompemos el bloqueo americano, dinamitemos al imperio con uns empresa 100% cubana... Si tú no estás interesados estoy seguro que muchos cubanos informáticos que han perdido su trabajo en la isla estarían interesados... ¿Nos dejarían?

- Existe un plan impulsado por la ONU para llevar Internet a todos los ciudadanos del planeta tierra para 2016. Para ese momento, no sé qué van a inventar para prohibir el acceso a la RED a los cubanos.

- Carlos, que no tengamos los mismos criterios no nos hace enemigos. Otros quieren hacerte ver que yo soy tu enemigo. Deseo para ti lo mejor y por eso clamo porque te des cuenta de las cadenas que te rodean y que al parecer te hacen feliz. Existe vida más allá de la revolución, existen mejores mundos que ese estrecho al que te aferras. La revolución, esa revolución que no quieres aceptar está desgastada, es minoría (lo dicen las encuestas cubanas, hechas en Cuba y que no te muestran), lo dice el instituto de estadística (la población decrece y envejece porque los jóvenes se van), lo dice la realidad: tus padres vivieron mejor que tú, tus hijos viven peor que tú. Tus nietos no podrán decir que eso es vida. La tendencia debe ser al revés.

No veas enemigos en todo y en todos. A estas alturas a nadie le interesa Cuba, no somos importantes, no tenemos petróleo, estamos agotados y la isla está destruida. En la prensa ni siquiera se menciona ni lo bueno ni lo malo, no existimos. La campaña mediática existe solo en las cabezas cubanas. Cuba no representa dinero como para gastar la primera página de un diario.

Finalmente una anécdota: Cuando era niño, jugué pelota en una liga en La Habana. Éramos malísimos, nunca ganamos. Cuando regresábamos después de cada paliza siempre aparecían las justificaciones: El pitcher no era infantil sino de la liga juvenil, el ampaya estaba vendido… Siempre de otros la culpa. Un día nos pusieron un entrenador nuevo que dijo:
"Ya está bueno de justificaciones, la pelota se gana bateando y ponchando. Si no batean y no ponchan no ganan”
Aplícale esta anécdota a la revolución cubana. Está bueno ya de echarle la culpa a otros, a estas alturas del juego, no vale quejarse de que el imperio no nos deja, que los ciclones nos desbastan, la sequía nos mata. Después de recibir 26 ponches seguidos, en el noveno y el marcador en contra creo que pitcher sobra… Entregas la pelota o pierdes el juego…