Comentario del informe

Luque,

Me gustaría poder leer el artículo. Publica aquí por favor el enlace (link). No creo que Sautié se oponga a este debate organizado en su Blog, lo bueno de Internet es que mucha gente lee y saca sus propias conclusiones. Ojalá hubiese tenido yo la oportunidad de debatir así, en Cuba o en la Asamblea Nacional. Pero eso sabemos que no es posible, o no se quiere.

Como dijo Antonio Maceo: no nos entendemos y no lo haremos porque como ya hemos dejado claro, tenemos conceptos diametralmente opuestos del éxito, de la vida, de la huella que debemos dejar en nuestro paso por la vida.

No me expresé bien al decir “no le debo nada a nadie”. Claro que debo mucho a mucha gente, no surgí de la nada. Soy producto de esa sociedad en la que nací. Mi expresión es para atajar el cliché, muchas veces esgrimido de: “estudiaste en la revolución por eso sobrevives en un mundo competitivo”. Me refería al estrecho marco de los estudios que realicé. De hecho, el éxito fuera de Cuba es proporcional a lo rápido que te deshagas del lastre que traes de Cuba y por qué no decirlo, del cubaneo, con los que mi estancia en cualquier lado sería más de lo mismo.

Mis convicciones también tienen que ver con una sociedad que me expulsó de la UJC por clamar por más transparencia, más socialismo en el momento en que el gobierno cubano lanzó una pantomima llamada “proceso de rectificación de errores y tendencias negativas”. Esto que vivimos hoy ya yo lo ví hace casi 30 años. Soy resultado de esa máquina despiadada llamada Revolución.

Más que echar mi suerte con los pobres de la tierra, creo más conveniente darles una mano para que no sean más pobres. La pobreza es lo único que repartido entre más toca a más.Cuando hablo de “abrirse a paso en la sociedad europea” me refiero a buscar y hacer mi propio espacio, integrarme. No soy rico, vivo de mis trabajos (3); pero aquí soy libre para crear, para luchar por mí y mi familia sin que nadie me imponga tareas. Soy libre de fracasar y lo asumo como una posibilidad. Mi concepto del éxito está ligado con la libertad de poder crear sin tener necesariamente que obrar como si perteneciese a una horda. Los movimientos de ese tipo, han terminado todos sin excepción en un fracaso, sea la comuna de París o la Revolución Haitiana y creo saber que es porque los humanos somos seres independientes. No estamos dotados de la capacidad de sacrificio eterno por los demás. No somos langostas que se quedan detrás para que el resto se salve. Es eso lo que ha hecho imposible construir una sociedad socialista que coincido que como idea es muy atractiva, pero es inconstruible porque presupone un ser que no existe.

Cuando digo un informático que no puede tener fronteras me refiero a las fronteras técnicas. El conocimiento es infinito; esta rama ha probado que es imprevisible. Si factores externos te frenan tienes que buscar soluciones alternativas. En programación todo se puede. Pero cerrarse y conformarse a no tener Internet porque USA no te deja es no solo conformista sino que es la causa de la propia muerte del país. Con esas justificaciones nadie te daría trabajo. Es lo que dije. Pienso que siempre hay alternativas técnicas, lo he visto en los alemanes que sin estar bloqueados crean sus propias compañías de lo que sea. ¿Sabías que en Alemania se produce tabaco? Puros habanos... a pesar del frío, de las malas condiciones ambientales. Todo está en lo que el hombre se proponga.

Volviendo al tema de las prohibiciones, perdóname, pero creo que no llegaremos a ningún lugar porque más que el externo a mí me preocupa el bloqueo interior, ese impuesto con toda saña por el gobierno cubano contra sus ciudadanos. No digo que el de fuera no exista, sino que aceptemos que el cubano de a pié está sometido a un doble bloqueo, cuál de los dos más inhumanos. Sometido a fuego cruzado.

• ¿Sabes tú cuántos niños están condenados por el gobierno cubano a no ver a sus padres de por vida?
• No es el imperialismo Yanqui, son los funcionarios de las embajadas cubanas en el extranjero los que llaman a los cubanos a su teléfono y les comunican, sin que medie documento que medie que no pueden entrar a la isla por emitir criterios en Internet. (por eso hablas con el_yoyo, ojalá llegue el día que pueda decir mi nombre sin temor a esas fatídicas llamadas).
• Fue el consulado cubano quién me negó toda ayuda en medio de la epidemia de SARS que azotó Singapur en el 2003. El cónsul cubano en Malasia (en Singapur no había consulado en ese entonces), me dijo que me las arreglaras como pudiese. Por supuesto, salí de allí en un avión enviado por un gobierno capitalista. Los cubanos en el exterior podemos escribir cientos de historias de vejaciones, faltas de respeto, chantajes y hasta calumnias impulsadas por los consulados cubanos en el extranjero.
• Nada justifica la expulsión de orientales de La Habana y la prohibición a visitar la capital de la república.
• No son los americanos los que pagan en una moneda y cobran en otra a los cubanos.
• No es la ley de ajuste cubano la que insta a los cubanos a abandonar la isla, es la inoperancia de ese sistema la que anima a más y más cubanos a abandonar para siempre la isla incluso a países mucho más pobres que Cuba o inmersos en guerras.
• Créeme, no son cantos de sirenas los que animaron a crear una comunidad cubana en Angola, en Egipto o Bielorrusia. Los he visto con mis ojos.
• No es ninguna potencia extranjera la que impone permisos para entrar y salir del país a los hijos de Cuba.
• No es el capitalismo revuelto y brutal quien impide a los cubanos invertir en su propia tierra mientras acoge cualquier extranjero aunque tenga menos dinero y menos compromiso, con tal que sea extranjero. Yo tengo un plan de negocio, los medios, el know how para crear una empresa en Cuba precisamente de software… Pero soy cubano. ¿Apartheid?
• Ni la CIA hubiese imaginado las risibles reformas que deben levantar la economía cubana. Quien piense que forrando botones o desmochando palmas va a sacar al país de la crisis le ha robado el papel de malos a los americanos. Con tales amigos no hace falta enemigos.
• De quién fue la idea de las vacas enanas, el café caturra, la seca de la ciénaga de Zapata, la termonuclear de Juraguá, las guerras de Angola, Etiopía, las guerrillas del Salvador y Bolivia, los maestros emergentes, los contingentes agrícolas, el plan alimentario, la cuenca lechera, las UBPC, las tierras ociosas y un largo etcétera que se alarga hasta llegar a la Moringa, un árbol que debe dar leche, carne y huevos. ¿En serio?
• ¿Quién paga por esos disparates económicos que han destruido el país? Hasta el país más miserable de este mundo hubiese al menos retirado a esas personas del gobierno por ineptos. ¿Por qué hay cubanos por encima de la ley?
• ¿No debería ser enjuiciado por criminal contra la humanidad alguien que admite frente a las cámaras de televisión haber ordenado lanzar los cohetes nucleares emplazados en la isla contra territorio norteamericano y que los soven los archivos de la televisíón en una entrevista hecha por una periodista norteaméricana a principio de los 80.

Yo sé que los norteamericanos no son jamón, que han agravado nuestros males; pero alguien los ha ayudado. Una vez que estos problemas y otros no existan, entonces podremos concentrarnos TODOS unidos en luchar contra el bloqueo externo. Pero no le pidas al pobre cubano que perdone a uno y luche contra otro si ambos parecen estar de acuerdo para borrarlo del mapa.

No se le puede pedir reconciliación al cubano. Yo no le hice nada a nadie, yo liborio soy el agraviado y las leyes que hastían mi vida siguen ahí, impuestas por ambos gobiernos, el cubano y el americano.

¿LLamados a salvar el socialismo, la revolución? ¿Es broma? Hoy “eso” es insalvable, nos queda sólo Cuba. Me interesa tanto como a tí salvar mi país, el de mis padres y el de mis hijos. El único obstáculo es el gobierno cubano que excluye a unos y se toma el papel de salvador. Ese país debe ser de TODOS y para el bien de TODOS. Este no es un problema de los comunistas o los revolucionarios. Solo TODOS podremos salvarla, todos estamos en el mismo barco. El gobierno cubano tuvo 53 años y se fue en blanco. Hay que ser honesto y reconocer cuando no se puede. Cuba se hunde y se requiere el esfuerzo de todos para salvarla. Pero primero, el gobierno cubano debe tener la vergüenza de reconocer sus errores, pedir perdón (no perdonar) y dejar a otros con más capacidad e inteligencia rehacer el entuerto que ellos han hecho.