Hoy es 20 deAbril de2018

Blog de Félix Sautié Mederos

Por un socialismo participativo y democrático (SPD)

Usted está aquí: Secciones Artículos de actualidad Crónicas cubanas LOS PERIODISTAS Y LA REALIDAD …
18 Mar 17
Escrito por 

LOS PERIODISTAS Y LA REALIDAD …

CRÓNICAS CUBANAS DESDE MÉRIDA

Queridos lectores de Crónicas Cubanas, les escribo desde la siempre acogedora Mérida, donde ancestralmente los cubanos nos sentimos acogidos con un especial cariño por causa de una identidad compartida que se funde y enriqueces con nuestras similitudes y diferencias. Me refiero a algo de la historia y de la vida que existe entre México y Cuba difícil de explicar, que entre yucatecos y cubanos adquiere unas características más específicas y familiares, con lazos de unión tejidos y afincados en el tiempo.

Vine a Mérida con un grupo de revolucionarios cubanos que escribimos en Por Esto! , y que históricamente nos sentimos la parte cubana del Colectivo del periódico de la Dignidad, la Identidad y la Soberanía de nuestros pueblos, que cumple su 26 aniversario de ejercicio de un periodismo digno, honrado y veraz comprometido para siempre con las luchas por la justicia y la paz que se concretan en su lema de primera página: Dignidad, Identidad y Soberanía.

La primera actividad de nuestro encuentro por el 26 Aniversario de Por Esto! entre periodistas mexicanos y cubanos se realizó el pasado jueves 16 de marzo en estand de Por Esto! en la Feria Internacional de la Lectura en Yucatán 2017, dedicada a un tema que considero esencial : “Dar la primera noticia o comunicar la verdad” que en mi opinión resultó ser como el “buenos días” ya comenzamos. Hubo un consenso de que la verdad es lo esencial que tenemos que privilegiar. Y también estuvimos de acuerdo en que en Por Esto! Tenemos un ejemplo paradigmático y un maestro de periodistas en Mario Menéndez. Fueron varias y muy motivadoras las anécdotas que relataron al respecto los avezados periodistas yucatecos de muchos años con Por Esto!

Ante todo quiero decir que reconozco que mi sentido místico de la vida me marca decisivamente en mis expresiones valorativas del encuentro a que me refiero. No puedo evitarlo ni tampoco explicarlo de otra manera porque como el viejo periodista que soy de más de 50 años de ejercicio de la profesión, siempre tomo nota de los eventos en que participo; pero muchas veces cuando me pongo a escribirlos, me olvido de lo que anoté y lo hago con el corazón y los sentimientos. Y en esta ocasión me ha sucedido de nuevo porque Por Esto ha devenido Casa Segura y estímulo para seguir adelante hasta el final de la etapa definitiva de mi Peregrinaje Terrenal. Así lo pienso y así lo afirmo.

En síntesis, para no cansarlos quiero relatarles algo de lo que expresé y experimenté entonces, porque el tema en mi criterio puede ser más importante incluso de los que pensamos y afirmamos quienes allí participamos esa tarde. Pienso pues que nuestra profesión tiene una razón de ser muy válida en el tiempo y que no desaparece ni mucho menos con el accionar de las nuevas tecnologías de la información debido a su inmediatez implícita y a la amplitud de quienes las puede utilizar sin el oficio de nuestra profesión porque aunque ya todos tenemos la posibilidad de ser los protagonistas principales de la comunicación social, las complejidades de la realidad no han desaparecido y quizás se han complicado más que nunca. Esas circunstancias, reafirman la necesidad de un oficio que es profesión en donde los improvisados tienen muy poco que decir. Así lo afirmo cuando lo escribo más completamente que cuando lo dije en el encuentro.

Por otra parte quiero añadir que esos conceptos de que el periodismo desparecerá con el desarrollo tienen algún un fundamento que los motiva, pero de ahí a que pensar que no hace falta la especialización en la búsqueda, análisis y comunicación social de la verdad que se esconde y digo que se esconde porque no encuentro un mejor término en el conjunto de la sociedad en que nos desenvolvemos en la actualidad, adquiere junto con los nuevos matices que lógicamente nos presenta el desarrollo, también más profundas necesidades de que existamos quienes como función social, quizás un apostolado y que me disculpen quienes se resisten a la mística, porque por algo los cubanos denominamos e Apóstol a nuestro primer y más fecundo periodista José Martí.

La realidad es compleja como compleja es la vida y no admite complicaciones ni ingenuidades en los tres planos que en mi criterio se nos manifiesta que son la realidad que nosotros deseamos que sea; la realidad que lo poderes fácticos nos quieren imponer como la que es; y finalmente, la realidad que verdaderamente es que si bien puede ser muy amarga y muy triste, nuestro compromiso con la verdad por encima de todo, nos obliga a informarla, hacer conciencia de su existencia y coadyuvar positivamente para transformarla.

Por la brevedad lo dejo aquí por el momento y para despedirme lo que siempre planteo. Así lo pienso y así lo afirmo con mi derecho a opinar y con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular.

Publicado en el periódico Por Esto! de Mérida , Yucatán, México

Inicia sesión para enviar comentarios
left

Félix Sautié Mederos

Licenciado en Ciencias Sociales, especializado en Economía. Licenciado en Estudios Bíblicos y Teológicos. Corresponsal Permanente en Cuba de la Revista Tiempo de Paz...  Leer más