Hoy es 23 deAgosto de2017

Blog de Félix Sautié Mederos

Por un socialismo participativo y democrático (SPD)

Usted está aquí: Secciones Artículos de actualidad Crónicas cubanas Reflexionar, siempre necesario, hoy imprescindible…
26 Jul 17
Escrito por 

Reflexionar, siempre necesario, hoy imprescindible…

Hacer en cada momento, lo que cada momento requiere, parafraseado de José Martí.

Queridos lectores de Crónicas Cubanas, nuestro José Martí, Apóstol de la libertad y la independencia en Cuba, nos legó un pensamiento de un valor estratégico fundamental; el que es básico en mi criterio para acertar en la defensa y consolidación de una República con todos y para el bien de todos, por la que él luchó toda su vida que entregó definitivamente de cara al sol como el hombre decidido y valiente que fue en su tránsito por este mundo. Yo estoy de acuerdo en que se ha abusado mucho de las citas de José Martí para fundamentar criterios y propósitos personales incluso; pero si bien eso es cierto, también es cierto y fundamental que el legado que nos dejó con su vida y su obra no tenemos derecho alguno de ignorarlo, desperdiciarlo, manipularlo ni mucho menos denostarlo. Interpretar por ejemplo, el sentido que tiene la frase con todos y para el bien de todos, en cada momento de la historia es un importante ejercicio de análisis de la realidad, en las tres vertientes que le concedo: La realidad que deseamos que sea; la realidad que se nos quiere imponer y la realidad que verdaderamente es.

En este sentido el concepto todos describe a la población del momento en cuestión en sus derechos humanos inalienables; lo otro es un concepto básico de la confrontación de las ideas sobre la base de las libertades de conciencia y de pensamiento. La República y los sistemas no tienen dueños, son inherentes a los conceptos básicos que los determinan como tales entes. De aquí lo difícil de la lucha social y política, que requiere honradez, ética y capacidad de análisis de los intereses esenciales que definen nuestra identidad nacional. Estamos ante la necesidad de un ejercicio sociológico y antropológico esencial.

Es por eso que considero fundamental regresar a Martí en momentos complejos y trascendentales como los que estamos viviendo nuestra Cuba de hoy amenazada con especial saña por el Presidente Trump, quien nos amaga con medidas y sanciones reforzadas, nuevas y/o renovadas encaminadas a tratar de ahogar por hambre y desolación a nuestro pueblo sufrido y digno. Unido además muy en especial a la necesidad de colocar en su justo significado de agresión imperialista sojuzgadora a los ataques directos a su soberanía que sufre la Revolución Bolivariana de Venezuela, que en mi criterio constituye en estos momentos históricos la más importante y peligrosa amenaza para todos los pueblos que formamos parte del conglomerado de naciones que integran a Nuestra América. Si Venezuela cae, todos estaremos cayendo también.
 
Es por eso que nos disponernos a hacer lo que en cada momento es necesario, concepto básico del pensamiento estratégico y táctico de José Martí, constituye un planteamiento de acción concreta, que requiere de los análisis de consecuencias y causas que integralmente nos permitan establecer un rumbo adecuado en la acción concertada de enfrentamiento a los ataques y amenazas a que estamos expuestos sobre los planos que expresan las realidades del momento en cuestión: las que queremos que sean, las que se nos quieren imponer y las que en verdad son.

Es aquí en donde es fundamental la acción de reflexionar a profundidad tomando muy en consideración todos los factores determinantes sobre los cuales tenemos que actuar. Es muy dañino pues la improvisación, la superficialidad, el continuismo, el secretismo e incluso los extremismos irreflexivos unidos a las concepciones de quienes se niegan o se mofan del ejercicio del pensamiento y de la necesaria conceptualización que nos permitan lograr una clara identificación de las fuerzas retardatarias que se nos interponen. Ya sean adentro como en el exterior y que se ubican en los campos de los que están en contra y/o de los que están a favor. Vivimos pues, momentos trascendentales que tienen características muy específicas determinadas por la acción de los grandes medios de comunicación controlados por los poderosos de la tierra, que nos presentan una imagen totalmente distorsionada del mundo que nos ha tocado vivir, (la realidad que se nos quiere imponer). Imagen que ha logrado sesgar el pensamiento de muchos e incluso de algunos que por ingenuidad o por maldad desde posiciones de izquierda le hacen el juego a esos intereses que pretenden liquidar los movimientos progresistas y revolucionarios en el mundo y muy en especial en Nuestra América.

No es que me plantee un ocultamiento de nuestros errores, desviaciones y problemas que tenemos que afrontar en los ámbitos de la izquierda internacional, no es tampoco que esté planteando una aceptación acrítica de las aberrantes posiciones dogmáticas que con un alto sentido apologético aprueban y aplauden a todo lo que venga de “arriba”. No es nada de eso, es que tenemos que continuar manifestando la crítica oportuna sin exclusiones onerosas y enfrentar internamente la solución de nuestros problemas. En consecuencia, no debemos hacernos de la vista gorda con los ataques que actualmente se dirigen contra los movimientos y países progresistas especialmente en la Venezuela bolivariana.

Como nunca antes necesitamos del pensamiento y de la reflexión profunda que nos permitan apreciar adecuadamente los espacios y los ámbitos que se han convertido en los campos de batalla de una bien organizada guerra de cuarta generación, en la que la acción de los medios de información y de comunicación social se encargan de la manipulación que convierte a las mentiras en verdades, tras las cuales se agrupan “ingenuos” y mal intencionados en una amalgama de nuevo tipo que amenaza con esclavizar nuestras conciencias y pensamientos. A tales efectos es esencialmente básico hacer en cada momento lo que en cada momento se debe hacer, de acuerdo con lo que nos plantea este valioso apotegma martiano. En estas circunstancias, llevar a nuestro pensamiento propio a la instancia de la reflexión que lo analiza todo integralmente es hoy imprescindible. Así lo pienso y así lo expreso con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular.



Publicado en el periódico Por Esto! de Mérida , Yucatán, México

Deja un comentario

- No se permiten insultos, ni palabras soeces o despectivas.
- No se permiten alusiones ofensivas sobre personas, hechos ni entidades.
- No se permiten conceptos racistas ni irrespetuosos a la diversidad de opción de las personas.
- No se permiten amenazas de ningún tipo.

left

Félix Sautié Mederos

Licenciado en Ciencias Sociales, especializado en Economía. Licenciado en Estudios Bíblicos y Teológicos. Corresponsal Permanente en Cuba de la Revista Tiempo de Paz...  Leer más