Hoy es 14 deDiciembre de2017

Blog de Félix Sautié Mederos

Por un socialismo participativo y democrático (SPD)

Usted está aquí: Secciones Artículos de actualidad La Espiritualidad Prohibida LA ESPIRITUALIDAD PROHIBIDA
28 Ago 16
Escrito por 

LA ESPIRITUALIDAD PROHIBIDA

Y EN AQUELLA ETAPA DEL SEGUNDO SEMESTRE DEL 2015 LOS AMIGOS SOLIDARIOS DEL MOVIMIENTO POR LA PAZ, EL DESARME Y LA LIBERTAD, MPDL DE ESPAÑA VINIERON A VISITARNOS.

DE LO QUE HE VISTO, DE LO QUE HE VIVIDO, DE LO QUE PIENSO Y CREO.

Tal y como expliqué en el capítulo LEP No. 369 durante mi viaje a España  de junio del 2015 me reuní con los directivos del Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad, MPDL de España; y a petición de ellos, impartí una conferencia titulada “ESTADOS UNIDOS CUBA, UNA HISTORIA DE AMOR-ODIO” cuyo texto básico publiqué en dos partes en los capítulos LEP 370 y 371. Quiero reiterar explícitamente además para que quede constancia de ello, un bosquejo de qué es este movimiento y cómo comenzaron mis vínculos con ellos. El  MPDL es un Movimiento de la izquierda española que lucha denodadamente por la paz en el mundo, incluyendo la realización de una efectiva política de Cooperación al Desarrollo con los países y pueblos de lo que se ha dado en denominar como el Tercer Mundo. Del MPDL soy el corresponsal en Cuba legalmente acreditado ante el Ministerio de Relaciones Exteriores, de su Revista Tiempo de Paz que es una publicación especialmente académica que se ocupa de los temas de la paz, el desarrollo, la política internacional y la economía de los países y la sociedad en general. Mi colaboración con MPDL y con su Revista Tiempo de Paz, de la cual además soy miembro de su Consejo de Redacción data de la década de los años 90 del Siglo pasado.

En consecuencia,  ya ha transcurrido un buen trecho de tiempo de una participación persistente que es significativo y que ha sido para mí de especial importancia. Sobre todo porque ha sido una muy especial alternativa surgida en los momentos en que la burocracia me había propinado un golpe que consideraron que era de gracia, para anular totalmente mis posibilidades de participar en los afanes culturales, sociales, económicos y políticos del país. MPDL a través de Jacobo Echeverría y Mariano Calle quienes conocieron directamente mis afanes en la empresa UFO de lo cual hablaré más adelante, me acogió y me abrió generosamente  sus puertas solicitándole oficialmente al Gobierno de Cuba a través de su Centro de Prensa Internacional, una acreditación como Corresponsal Permanente en Cuba de su Revista Tiempo de Paz a la altura del año 1996. Nunca podré olvidar la generosidad y la camaradería fraternal del Dr. Jacobo Echeverría hoy fallecido y entonces Editor Jefe de la Revista Tiempo de Paz y Secretario General del MPDL quien tuvo muy especiales muestras de apoyo y solidaridad conmigo, así como de mi inolvidable amiga, su esposa y compañera de luchas de Jacobo Echeverría por la paz y la justicia social, la Doctora Francisca Sauquillo que todos conocemos como Paquita simplemente, Presidenta fundadora del MPDL desde entonces hasta nuestras días. Tampoco podré olvidar al Arquitecto Mariano Calle Cebrecos entonces  miembro de la Junta Directiva del MPDL que atiende Cuba y actualmente Tesorero de esa ONG.

También debo añadir que Mariano Calle  en su función de Arquitecto y Jacobo Echeverría en su función de abogado me acompañaron decisivamente en  el funcionamiento de la empresa bróker a que me refiero desde su primera inversión significativa en Cuba, gestionada con capital de la Economía social española en la que participaron las asociaciones mutuales de la empresa eléctrica española ENDESA, de Correos y Comunicaciones de España, la Asociación de ciegos españoles la ONCE como se le conoce públicamente, así como la empresa hotelera Guitar Hotels de Cataluña, mediante la cual Cuba pudo reparar y prácticamente reconstruir los importantes hoteles habaneros Habana Libre y Riviera. Toda una etapa creativa de mi vida que nunca podré olvidar y que los burócratas han querido borrar y menospreciar la importancia  que tuvo en su momento. Cuando se analizan estas cosas podrán encontrarse muchas de las razones para que me mantenga excluido oficialmente de los medios de prensa locales, aunque aún poseo mi último carnet 1170 de la UPEC, expedido en la Isla de la Juventud cuando era Vicepresidente de Gobierno y colaborara activamente con mis artículos en el periódico Victoria de la Isla en aquella época, de la cual fui desactivado sin que se me dijera nada al respecto.

Expreso con más detalles estas últimas cuestiones porque precisamente en el año 1994, recibí  de parte de MPDL un apoyo decisivo que ya apunté y quiero ser más explícito al respecto, ya que  en aquellos momentos  atravesaba por  muy difíciles   situaciones cuando por causa de mi desentendimiento con quien entonces fuera Vicepresidente del Consejo de Ministros encargado del Turismo en Cuba (Arquitecto Osmany Cienfuegos), se desmanteló la empresa bróker (UFO Services SA) que yo presidía.

Fue una empresa creada por autorización estatal en virtud y al amparo de la legislación reformista por denominarla de alguna forma compresible, determinada por el Decreto ley No. 50 de 1982 sobre la asociación económica entre entidades cubanas y extranjeras en el país. Así como de la reforma del texto constitucional cubano en 1992, especialmente en su artículo 23 que se refiere a la propiedad de las empresas mixtas, sociedades y asociaciones económicas que se constituyen con carácter excepcional conforme a la ley.  En ese texto específicamente se le reconoce la transmisión de la propiedad  estatal de objetivos económicos, destinada a los fines de desarrollo del país, siempre que no fueren afectados los fundamentos políticos, sociales  y económicos del Estado. Debo significar que la empresa UFO se constituyó al amparo de esta legislación el 26 de abril de 1989 según consta en la Escritura No. 307/89 de la Notaría Especial adscripta al  Ministerio de Justicia de la República de Cuba. Fue registrada además en el Registro Central de Compañías Anónimas en el libro 158 habilitado. Folio 115, hoja  9965. Sección Segunda Inscripción primera con fecha 3 de mayo de 1989. UFO se convirtió en MIEMBRO ASOCIADO  de la Cámara de Comercio de Cuba, inscripto en el tomo I, Folio 00093 con fecha 25 de mayo de 1989.

En este sentido es importante significar que UFO se creó como un recurso de trabajo encaminado a desarrollar la difusión y defensa de las ideas y realizaciones e intereses económico sociales de la Revolución Cubana, tal cual se expresó en los documentos básicos institucionales de su fundación. Se adoptó la forma de sociedad mercantil al objeto de moverse nacional e internacionalmente con una imagen efectiva de independencia tal, que le permitiera accionar efectivamente en los medios de la comunicación social y en la promoción de negocios e inversiones en Cuba. UFO en sus 5 años de trabajo presentó significativos logros económicos concretos en su actividad tales como la reconstrucción de los hoteles Habana Libre y Riviera en la capital cubana. Además fue autosuficiente económicamente sin constituir una carga para el Estado Cubano, antes por el contrario funcionó de forma rentable y fue promotor de importantes inversiones para el país. Fue en consecuencia una empresa legalmente establecida, de acuerdo con todos los requisitos legales vigentes en el país en aquella época y toda su actividad institucional estuvo regida por la más estricta legalidad y moralidad de trabajo, porque si hubiera sido al contrario su disolución promovida por el Vicepresidente que atendía entonces al turismo en el país hubiera significado además un castigo legal a mi persona, cuyas causas no existían y por tanto no las pudieron encontrar en ninguna de las auditorías que hicieron al respecto buscando cómo sancionarme. Puedo decir francamente que fue una medida arbitraria que reclamé infructuosamente en los canales correspondientes de la época sin que hasta el día de hoy haya tenido alguna respuesta al respecto. Su fecha 6 de octubre de 1994.

Como parte de mi formación revolucionaria y académica debo decir que  estudié profundamente la Economía como ciencia social, en especial lo que se ha denominado como Economía Política del Socialismo. Además dediqué muchas  horas al estudio de la Economía Social española de las Mutualidades, ONG y sindicatos relacionándome muy especialmente con dirigentes nacionales españoles de Comisiones Obreras, Unión General de Trabajadores, la ONCE y de diversas ONG dedicadas a la Cooperación al Desarrollo entre las que en primer lugar estaba MPDL de cuyos líderes ya he hablado más arriba, así como, además Ricardo Roquero , Fernando Imbernón, Emilio Sainz de Murieta, Climen Guitar y otros que serían muy extenso citar.  Incluso puedo decir me especialicé en la elaboración, gestión y administración de Programas y Proyectos de desarrollo de lo cual tengo un libro publicado.

En estas actividades actué con honradez y entrega a partir de mis conceptos de izquierda a favor de una equidad de oportunidades, una equidad distributiva y de la justicia social. De ahí es de donde   pude aplicar y desarrollar en la práctica concreta mis ideas en favor de un Socialismo Participativo y Democrático, que privilegie la cooperativización y autogestión de los trabajadores,  que deje atrás la etapa de los trabajadores asalariados para entrar decisivamente en la etapa prevista por Carlos Marx en “El Capital”  de los trabajadores asociados. De estas ideas y convicciones han partido mis discrepancias esenciales con la burocracia política y económica, centralizadora , autoritaria y detenida en el tiempo que ve el Socialismo solo a través de la práctica de lo que podemos denominar como un capitalismo de Estado, que lo plantean como de propiedad de todo el pueblo; lo que en realidad no es así porque poco puede determinar una población que no se consulta, que no tiene mecanismos institucionales claros y explícitos al respecto para hacer uso de ellos cuando le hacen falta y que no es tratada en las distribución económica como trabajadores asociados mientras que en cambio es explotada por un patrón que es el Estado como si fuera un ente capitalista. Fue también en esta época en la que tuve un encontronazo decisivo con esa burocracia autoritaria y centralizadora.

Quizás sea más explícito al respecto en el  futuro y escriba algún libro o ensayo, si la vida me proporciona tiempo en medio de todos los proyectos que estoy realizando, de los cuales mis testimonios y legado de vida que escribo en La Espiritualidad Prohibida es  el fundamental propósito en desarrollo que quiero dejar a los que vienen detrás de mí,  junto con la publicación de mis Crónicas Cubanas. En realidad necesito un poco de más tiempo para poder  dedicarle algún espacio para escribir un testimonio más extenso de esta etapa de activa participación en la economía del país, de la cual incluso la Revista Bussines Week con fecha 3 de agosto de 1992  le dedicó un extenso reportaje que además fue traducido al español por la Revista española ACTUALIDAD ECONÓNICA de Barcelona del 4 al 20 de septiembre de 1992,  que lamentablemente no he podido encontrar aún este ejemplar entre mis papeles archivados. Bueno si alguien interesado lo busca en ese tiempo que señalo en alguna hemeroteca bien surtida, de seguro aparecerá porque se publicó con una destacada llamada en la portada. Por lo pronto en este capítulo de la Espiritualidad Prohibida quiero referirme lo más sintéticamente posible a los orígenes de mi relación de cooperación con el MPDL que me acredita como Corresponsal en Cuba  de su órgano oficial la Revista Tiempo de Paz de la cual además me designó miembro de su Consejo de Redacción que datan de aquella etapa. Y que en aquellas semanas de octubre del 2015 visitaba a La Habana Maravilla de mis ensueños. Sobre eso en los capítulos correspondientes a aquella etapa apunté algo al respecto.

Lo que sucedió conmigo en aquella etapa fue reflejado en un extenso artículo que se firma como “Equipo de Investigación de El País”  publicado en Madrid en periódico El País, Sección Economía y Trabajo con fecha 24 octubre de 1994, del cual adjunto facsímile que expresa en unos de sus párrafos esenciales que ese equipo telefónicamente recibió una respuesta de una persona sin identificar de la Delegación del Ministerio de Turismo en La Habana explicó la disolución de UFO por decisión de quien entonces era Vicepresidente de Gobierno y Ministro a cargo del Turismo. Cito textual es fuente dijo que “el cierre de UFO se debía a que la compañía había perdido la Confianza del Gobierno Cubano”

A renglón seguido continúa el extenso artículo que estoy citando con un párrafo en que plantean una caracterización personal mía en aquella época. Cito textual: “Félix Sautié es conocido en España en los sectores relacionados con organizaciones no gubernamentales de apoyo a Cuba. Considerado un  ‘aperturista’, su relación con inversores y empresarios españoles se inició a principio de los años noventa…”. También en un párrafo anterior del antes mencionado artículo se califica a la UFO y a mi persona como claves para las inversiones de la Economía Social española de sindicatos, mutualidades y ONG. Cito textual: “En el plan inversor (se refiere a la entidades españolas que menciono), la sociedad cubana UFO Services era pieza clave. Gestionada por el ex religioso cubano Félix Sautié Mederos. UFO actuaba como intermediario para inversores  extranjeros en la isla e incluso proporcionaba el personal nativo adecuado…”

Por otra parte, en el encabezamiento del artículo se expresó un párrafo alarmista que planteó textualmente que: “Las oficinas de UFO Services en La Habana han sido desmanteladas y nadie conoce el paradero de su responsable Félix Sautié Mederos”, Debo decir al respecto yo estaba en realidad en mi casa en lo que se conoce popularmente como el plan piyama cesado de mi trabajo y que la disolución de UFO Services se realizó con todos los protocolos correspondientes de la época , los que constan legalmente en Acta de Protocolización Notarial No. 3152 de fecha 25 de Octubre de 1994 de la Notaría Especial a cargo de la dirección de Registros del Ministerio de Justicia de la República de Cuba, de cuyo texto protocolizado firmado por mí personalmente quiero citar de manera textual el apartado Quinto que dice: “Que habiendo quedado claramente expresados los inventarios de medios básicos así como los activos y pasivos de liquidación de la empresa, quedo liberado de toda responsabilidad con la liquidación de la empresa UFO la que debo aceptar por disciplina revolucionaria, pero que me asiste el derecho a expresar mi desacuerdo al respecto, independiente del acatamiento a que estoy obligado”

Así terminó toda mi  experiencia con la empresa broker UFO en la década de los 90 del Siglo pasado, que quizás pudiera catalogarse como aventura antes del tiempo adecuado para que pudiera fructificar. Quizás en la actual etapa en la que soplan con fuerza nuevos aires todo hubiera sido distinto. No me arrepiento de ello cuando estoy terminado mi peregrinaje terrenal porque escribo este capítulo que considero que en el futuro pudiera ser un ensayo o libro, en mayo del 2016 próximo a cumplir mis 78 años de edad.

Mi relación con el  MPDL  que recibía en La Habana Maravilla en aquel octubre del 2015 comenzó así, por intermedio de amigos y camaradas de la izquierda española que me acompañaron en aquella frustrada experiencia, más bien intento, con la Economía Social Española no capitalista que funciona como capital a partir de los ahorros mutualistas y fondos de pensiones de los trabajadores españoles y también provenientes de la lotería nacional española de la ONCE, organización nacional de ciegos de España, los que debo decir que tempranamente se separaron del grupo inversionista y no vivieron las circunstancias finales con que se terminó aquel proyecto.

Con el Movimiento de la Paz de España comencé una experiencia de colaboración desde entonces (oficialmente como corresponsal de la Revista Tiempo de Paz en 1996)  a la fecha. Y como resultado de esa experiencia, especial quiero señalar que entre los proyectos realizados dicté un curso durante varios años en el desparecido Instituto Superior de Estudios Bíblicos y Teológicos ISBIT del cual he planteado amplias referencias en los capítulos correspondientes a la época de su funcionamiento en la Catedral Episcopal de la Santísima Trinidad  en el Vedado habanero. Fue un curso de formación de logistas especializados en la Ayuda Humanitaria y la Cooperación al Desarrollo, del cual tengo publicado un libro titulado “Elaboración,  Gestión y Administración de programas y Proyectos”

Durante el viaje se evaluaron las experiencias de todo el trabajo realizado en Cuba por MPDL, así como  los cursos impartidos de  los que  se  efectuó una  reunión de graduados, quienes expresaron opiniones muy favorables al respecto lo que determinó que se iniciaran gestiones para volver a realizar estos cursos, sobre las cuales quizás en los próximos capítulos sean más explícito.

Para culminar con este capítulo de La Espiritualidad Prohibida citaré textualmente el Prólogo de Presentación que Francisca Sauquillo elaboró para mi libro titulado “Socialismo y reconciliación en Cuba. Una Mirada desde Adentro” que fuera publicado en Madrid 2007 por la Editorial Los Libros de la Catarata. ISBN 978-84-8319-328-0.

Este prólogo es explícito en cuanto a mucho de lo que he referido en el presente capítulo al respecto de mis relaciones con MPDL. Cito pues:

“Jacobo y yo conocimos al autor de este libro a finales de la década de los ochenta, cuando todavía en España subsistían muchas de las secuelas del régimen franquista.

Nos unió entonces una profunda amistad, en la que era importante el acuerdo en una serie de puntos que nos eran comunes. En primer lugar, la convicción de que el socialismo era la única ideología que aspiraba y tenía posibilidades de lograr una sociedad justa y, por tanto, el programa que debía orientar nuestra acción en las circunstancias  en las que vivíamos y el ideal al que debíamos dedicar nuestros esfuerzos era el del socialismo humanista y democrático. Por otro lado, teníamos también en común la profunda convicción de que el mensaje cristiano, son su carga de justicia, igualdad y solidaridad, era el universo de valores que inspiraba ese ideal.

Los dos elementos eran igualmente básicos y se complementaban mutuamente en  nuestro pensamiento y en  nuestra acción. Sin embargo ambos considerados como contradictorios en nuestras sociedades, tanto en España como en Cuba. En España porque la Iglesia oficial había sido y seguía siendo, en su gran mayoría, un importante apoyo y sustento de la dictadura de Franco. En Cuba, porque el ateísmo revolucionario veía en la estructura eclesiástica  una fuerza contrarrevolucionaria, enemiga de los valores que el nuevo régimen político pretendía implantar en la isla.

Dentro de las diferencias que naturalmente existían en nuestra manera de pensar, manteníamos con Félix, firmemente la no contradicción de entre esos dos elementos, socialismo y cristianismo, que configuran nuestro pensamiento. Más aún, veíamos claramente el apoyo que se prestaban entre sí, que trazaba el camino a seguir en nuestras trayectorias políticas.  Porque tanto el ideal cristiano como el revolucionario perseguían y persiguen las metas de igualdad, justicia social y la equidad distributiva. Y, en ambos, los métodos y las herramientas para lograrlos son el diálogo, el encuentro entre posiciones diferentes, la libertad de expresión, acompañados del respeto hacia quienes no opinan de la misma manera que nosotros y la igualdad de condiciones para todos los protagonistas de los procesos que estábamos viviendo. Todo ello, a pesar de los errores que la institucionalización de esos anhelos pudiera haber tenido históricamente al plasmarse en la realidad viva.

En aquellos años la situación española pasó por momentos delicadísimos, en lo que  día a día se iba forjando una nueva paz social, que se llamó consenso, sin que faltaran acontecimientos terribles que pusieron en peligro todo el equilibrio social, y que yo sufrí de manera muy cercana. Pero teníamos muy presentes varios factores que veíamos con toda claridad: la necesidad inclusive imperiosa de una forma de gobierno en democracia que facilitara la reconciliación y el perdón por las culpas de la guerra civil. Unido a ello, la necesidad de un desarrollo económico que facilitara la supervivencia de la población, en el que la idea de la justicia social distributiva estuviera presente.

Es cierto que  España contó en aquellos momentos con el apoyo entusiasta de los países democráticos occidentales, los mismos de ensayo  que la habían abandonado a su suerte en una guerra que se llamó civil, pero que tuvo una importante vertiente de ensayo de la confrontación internacional que estalló inmediatamente después.

En el momento actual, Cuba percibe que está ante un cambio de inflexión importante en su proceso revolucionario. Son muchos los signos de interrogación que en la isla se plantea, y hay que decidir la dirección a seguir. Hay una nueva generación que no vivió los combates de la Revolución y que ha crecido en ambiente de valores, conductas y creencia protagonizados no por ellos mismos, sino por aquellos acontecimientos. Las circunstancias actuales necesitan, con urgencia, la reflexión y la toma de decisiones propias, de los que van a vivir las nuevas circunstancias y dirigir sus propias vidas, con convicciones profundamente arraigadas en sus cabezas y en su corazones.

Pero las herramientas necesarias siguen siendo las mismas: el diálogo y la puesta en común, el respeto y la paz como objetivo. Las dificultades son grandes y residen, no tanto en los efectos visibles de los problemas que nos afectan, aunque éstos  sean importantes, como en el fondo de la cuestión: ¿Qué sociedad queremos construir?

Los problemas son muchos, por un lado, en el exterior se ve alguna hostilidad y agresiones, manifestaciones que, aunque molestas, no deben desviar la voluntad de los cubanos de sus propias decisiones. Pero en el exterior se realiza también un debate a fondo, una puesta a prueba de opiniones, críticas, aportaciones, que en el interior son difíciles de ver.  Y, sin embargo,  es en el interior donde se van a plantear las verdaderas tomas de conciencia y realizaciones que llevarán a los cubanos a construir su futuro.

La cuestión es que, a la hora de  tomar decisiones, hay que tener a la vista y sostener los principios morales y la ética que subyace a la situación. De ahí la importancia de la labor que Félix Sautié ha venido realizando desde hace ya  muchos años., trabajando en el respeto a la libertad, evitando su represión para quienes no opinan de la misma manera, fomentando el diálogo que intenta aunar opiniones y, siempre, con el horizonte de paz como principal elemento sobre el que pivota la futura sociedad cubana.

Sus colaboraciones en la Revista del Movimiento por la Paz (MPDL) y la labor del curso titulado “Tiempo de Paz”, que ha desarrollado tantos años, influyendo en la vida cubana, han estado dirigidas a esta labor, tratando de crear un ambiente, unas convicciones y unos modos serán necesarios para cualquier rumbo que tome la isla, para construir un futuro en el que todos los cubanos encuentren su lugar y su aportación.

Por eso saludamos la aparición de este libro, fruto de la reflexión y del trabajo de un autor que ama profundamente a su patria, y que reconociendo y saludando los grandes logros de la revolución, trata que la vida de su país continúe por un camino pacífico, que siga despertando la admiración y el interés de todos los países del mundo.
Francisca Sauquillo. “

Finalmente les reitero mi correo electrónico con el propósito de que puedan trasmitirme dudas, criterios, opiniones y preguntas: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.,

Unicornio, Por Esto!, domingo 28 de agosto del 2016

Deja un comentario

- No se permiten insultos, ni palabras soeces o despectivas.
- No se permiten alusiones ofensivas sobre personas, hechos ni entidades.
- No se permiten conceptos racistas ni irrespetuosos a la diversidad de opción de las personas.
- No se permiten amenazas de ningún tipo.

left

Félix Sautié Mederos

Licenciado en Ciencias Sociales, especializado en Economía. Licenciado en Estudios Bíblicos y Teológicos. Corresponsal Permanente en Cuba de la Revista Tiempo de Paz...  Leer más