Hoy es 26 deJunio de2017

Blog de Félix Sautié Mederos

Por un socialismo participativo y democrático (SPD)

16 Feb 15
Escrito por 

SOY CUBANO, y no puedo dejar de serlo en ninguna circunstancia…

Interrumpo para continuarla posteriormente, la serie de crónicas que he estado escribiendo sobre lo que pudiera considerarse el acontecimiento del año referido al anunciado proceso el pasado 17 de diciembre del 2014, del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba , porque he vivido unos momentos de emoción intensa y de profunda reafirmación de mi cubanía por causa del triunfo del equipo de béisbol  de la provincia de Pinar del Río en la recién terminada Serie del Caribe en la que participaron los equipos campeones de las series profesionales de México, Venezuela, Puerto Rico, República Dominicana y  recientemente se ha reincorporado Cuba desde el año anterior con nuestro sui géneris béisbol después de muchos años de ausencia a estos eventos regionales.

Estoy consciente de los problemas que aquejan al béisbol cubano, mucho de los cuales son consecuencia de la centralización, el burocratismo y el autoritarismo que se han manifestado en la sociedad cubana, pero no porque existan estos problemas algunos de los cuales pudieran encontrarse  en vías de solución, voy a aplicar la política de “botar el sofá” como decimos los cubanos, o sea de olvidarme del hecho y dejarlo a un lado, en relación con un deporte que ha tenido mucho que ver con nuestra idiosincrasia  e identidad nacional;  y, como consecuencia de estas cuestiones que tendremos que resolver definitivamente,   dejar de sentir como míos sus triunfos o sus fracasos, tal como lo plantean algunos enfocados en la dirección que no es la de los peloteros con algunas excepciones que se entregan al máximo de sus posibilidades por su bandera y también se enfilan contra  el pabellón cubano que no constituye una propiedad  de nadie en particular  porque es  de todos sin excepción. 

Por eso quiero reiterar que experimenté las más profundas emociones por causa del desempeño de mis compatriotas del equipo de Pinar del Río,  Campeón de la 53 Serie Nacional, el que junto con el refuerzo de varias provincias fue a participar en San Juan Puerto Rico a la recientemente culminada Serie del Caribe. Los cubanos de nuestro equipo local supieron ganar el campeonato del 2015 después de 45 años sin que Cuba volviera a ser Campeón del Caribe por ausencia a estos eventos de los que nuestro país fue uno de sus fundadores con 7 campeonatos anuales en los que conquistó el primer lugar. Todo ello por octava vez en esta ocasión muy a pesar de los reverses iniciales así como de la falta de experiencias y “horas de vuelo” por expresarlo de alguna manera comprensible,   que bien podría decirse horas de confrontación con equipos de muy alto nivel profesional de lo que no se puede culpar ni a los peloteros ni a los directores de los equipos.

Lo que ha sucedido en San Juan Puerto Rico con Cuba, debería ponernos a pensar en que el significado de la nacionalidad y de ser hijos de una patria, nunca debería confundirse y dejarse a un lado cuando de la Nación en si misma se trata, por muy adversas que consideremos que fueran las circunstancias políticas del momento en cuestión. Traduzco lo que quiero decir: nunca se debe abandonar el sentimiento de cubanía, cuando lo que se pone en juego es el pabellón patrio y su representación en un evento de esta índole en el que los demás participantes lo hacen también en nombre de sus respectivos países.   En San Juan febrero del 2015, compitió Cuba con Venezuela, México, República Dominicana y Puerto Rico que fue el país anfitrión.

Hay valores como el de la identidad nacional, que nunca se deberían echar a un lado por muy justas que consideremos que sean nuestras razones para hacerlo. Este fue el caso en el que durante este evento nuestro equipo fue interrumpido e intentado sabotear su juego en momentos culminantes para el campeonato que se estaba realizando, así como los cubanos que desearon y pujaron por su fracaso quienes confundieron su enfrentamiento con un determinado Sistema político de Gobierno con la Patria en si misma. Cuba es Cuba siempre y los peloteros que allí nos representaban son parte indiscutible del mismísimo pueblo cubano, hijos genuinos de nuestro pueblo y jugaron con amor y pasión por nuestra bandera y  nuestro país, eso es lo esencial y eso es lo que todas las fuerzas de mi Ser Interior y con todos los impulsos de mi corazón de cubano saludo y felicito con el mayor orgullo de ser un cubano que en ninguna circunstancia puede dejar de serlo.

Así lo pienso y así lo afirmo con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular, pero con mi mayor desacuerdo con quienes confunden Patria con sus muy específicos criterios de política y economía. 

Deja un comentario

- No se permiten insultos, ni palabras soeces o despectivas.
- No se permiten alusiones ofensivas sobre personas, hechos ni entidades.
- No se permiten conceptos racistas ni irrespetuosos a la diversidad de opción de las personas.
- No se permiten amenazas de ningún tipo.

left

Félix Sautié Mederos

Licenciado en Ciencias Sociales, especializado en Economía. Licenciado en Estudios Bíblicos y Teológicos. Corresponsal Permanente en Cuba de la Revista Tiempo de Paz...  Leer más