Hoy es 22 deNoviembre de2017

Blog de Félix Sautié Mederos

Por un socialismo participativo y democrático (SPD)

Un debate en el Diario de Mallorca, Islas Baleares, España…

En mi actual viaje por España no podía eludirme de lo que ha sido la noticia que ha conmocionado al mundo a partir del 17 de diciembre del año pasado y que desde entonces ocupa los primeros planos de las informaciones de la prensa internacional. Me refiero al anuncio del restablecimiento de las relaciones  diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba, así  como  al diálogo que han iniciado ambos países para alcanzar la normalización de sus relaciones, que en definitiva deberían ser correspondientes a vecinos muy cercanos en la geografía y en la historia, aunque muy divergentes  en  sus respectivas políticas, modelos económicos  e intereses geopolíticos tácticos y estratégicos, con una realidad como estados independientes que ninguno podría evadir, que es la imposibilidad de mudarse del espacio geográfico en que se encuentran insertados.

En estas circunstancias tan especiales, a mi paso por Madrid dicté una Conferencia en la sede del Movimiento por  la Paz, el Desarme y la Libertad, MPDL de España, de cuya Revista Tiempo de Paz soy su Corresponsal Permanente legalmente acreditado en La Habana y también soy miembro de su Consejo de Redacción. El titulo de mi conferencia en la que participaron miembros de la Junta Directiva y otros activistas e invitados de la ONG encabezados por su Presidenta Francisca Sauquillo y por la Jefa de Redacción de Tiempo de Paz Teresa Rodríguez: fue “Estados Unidos –Cuba, una relación de amor odio”. En tanto que en Palma de Mallorca en donde reside mi hija Elenita y en donde participé en la Primera Comunión de mi nieta Julietica, sobre lo que escribí en mi pasada crónica en Por Esto! (1), fui invitado  por  el amigo mallorquín Gonzalo López Nadal, profesor de Historia Económica de la Universidad de las Isla Baleares, a participar en un debate enfocado en el tema en cuestión. El foro debate del que hablo, lo convocó el Club del Diario de Mallorca, una muy interesante institución periodística creada por la Cadena española de la que forma parte el Diario mallorquín del que les escribo, con el objetivo de promover el diálogo y el encuentro sobre temas interesantes para sus  lectores. El muy significativo encuentro que testimonio,  fue impulsado por Gonzalo López Nadal quien fungió como moderador y animador con preguntas agudas que también estuvieron secundadas por los participantes en el Foro que tuvo como tema un planteamiento anunciado de manera destacada durante varios días en el Diario de Mallorca: “El diferendo Cuba-Estados Unidos ¿final del trayecto?” , el otro panelista invitado por el Diario resultó ser  mi gran amigo José Manuel Martín Medem que es un destacado periodista español de izquierdas y yo invité por mi parte a intervenir en el foro a Manuel Rodríguez Maciá, antropólogo valenciano que ha visitado en múltiples ocasiones a Cuba y que posee un amplio conocimiento sobre la cultura y  la historia cubana.

Ante todo, debo decir que mi respuesta a la interrogante planteada por el Diario de Mallorca como tema central del evento, fue que el resultado del diferendo Estados Unidos Cuba a partir del pasado 17 de diciembre del 2014, de acuerdo con los anuncios respectivos de los presidentes Barack Obama de Estados Unidos y Raúl Castro de Cuba, no lo podemos considerar para nada como el final del trayecto histórico recorrido por ambos países vecinos desde los albores mismos del surgimiento de sus respetivas nacionalidades.

En mi criterio estamos en el inicio de una nueva etapa en nuestros recorridos por la historia regional y universal que deviene un proceso inevitable que tarde o temprano había que iniciar y que no podemos eludir porque como vecinos muy cercanos en la geografía que somos, resulta imprescindible en bien del equilibrio y la paz del mundo que aprendamos a convivir en paz, con pleno respecto a nuestras soberanías, independencia, cultura e identidades nacionales.

Además expuse que en mi criterio a los cubanos se ha nos ha planteado una disyuntiva histórica que podría ser comparada con el SER o NO SER de Hamlet, ya que se mantienen vigentes los intereses anexionistas de Cuba en lo económico y geopolítico por parte de los Estados Unidos; que desde su mismo surgimiento como nación independiente de la Corona Británica en el Siglo XVIII, ha pujado por establecer de una forma u otra el límite Sur de sus fronteras con Cuba a la entrada y cerrando el Golfo de México. Las intervenciones de José Manuel  Martín Medem y de mi invitado  valenciano Dr. Manuel Rodríguez Maciá fueron también amplias y enjundiosas. La de Medem  versó sobre le significado de este diferendo y los resultados planteados el 17 de diciembre en el conjunto de una América Latina, en donde se están produciendo grandes cambios progresistas; y la de Rodríguez Maciá fue una síntesis histórica del comportamiento de España en el devenir de su antigua colonia y las posibilidades de cooperación y trabajo conjunto que en definitiva no se ha materializado consecuentemente.

Considero que el Presidente Obama fue explícito en su proclama del 17 de diciembre al respecto de este diferendo, cuando expresó claramente que “pondremos fin a un enfoque anticuado que durante décadas no ha podido promover nuestros intereses…No creo que podamos seguir haciendo lo mismo que hemos hecho durante cinco décadas y esperar un resultado diferente” En resumen, sus intenciones finales en mi opinión en sus intríngulis siguen siendo las mismas de siempre, pero con otros métodos y alternativas que tampoco son nuevos porque ya desde la época en que se preparaba la campaña presidencial de Ronald Reagan y se debatió el Documento de Santa Fe, estuvo presente la alternativa de lograr el cambio de Gobierno en Cuba por otros métodos de relaciones diplomáticas e incluso de cooperación que hoy se renuevan en la política de Obama. 

Finalmente en mi opinión lo importante es que el diálogo entre Estados Unidos y Cuba, se desenvuelva en igualdad de condiciones. con pleno respeto a la identidad de ambos países, sin que uno de los dos se trate de imponer sobre el otro. La disyuntiva está abierta y todo dependerá del respeto mutuo y de que aprendamos a vivir en paz como vecinos cercanos que somos. El debate resultó ser muy animado y jalonado por múltiples preguntas de los asistentes que consumieron más allá de sus límites el tiempo previsto. Quedó un sabor de que estamos ante un temaq ue debería continuar analizándose y debatiendo en otros encuentros similares. Albricias por la iniciativa del Club del Diario de Mallorca.

Así lo pienso y así lo firmo con mis respetos para la opinión diferente y sin querer ofender a nadie en particular.

(1)  Ver en Por Esto!, Dar Sentido y Sabor a la Vida,  lunes 1 de junio del 2015, http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=405602

Publicado en el periódico Por Esto! de Mérida, Yucatán, México

Hace algunos días asistí junto con mi esposa Elena, a un muy interesente encuentro con unos músicos y artistas, jóvenes de edad y jóvenes de espíritu, que se han planteado como obra de su vida transitar a través de nuevos caminos estéticos inspirados en los sonidos y las improntas del Siglo XXI. Ellos, por su edad y por su pensamiento, constituyen partes inherentes, lo que en mi criterio quienes somos más viejos deberíamos comenzar a comprender mejor, en vez de vetarlos o incluso descalificarlos tal y como lo hacen algunas personas detenidas en el tiempo, que no alcanzan a comprender la dialéctica esencial y especialmente las dinámicas que la vida día a día nos va planteando en la actualidad, con las que el pensamiento joven y fresco se identifica plenamente y se hace parte de lo que en el sentido holístico deviene un fundamento determinante del futuro a que estamos avocados. Escribo sobre un futuro ya presente, que nos transmite sus señales de existencia por medio de un conjunto de manifestaciones científicas, sociales, económicas y artísticas alternativas que podemos encontrar en nuestra sociedad, como las que disfruté en la muy interesante tarde habanera que les pretendo testimoniar hoy en mis Crónicas Cubanas.

Me refiero a la actividad cultural de vanguardia titulada “Escenarios alternativos en Cuba” que expuso ante nosotros a un grupo de jóvenes artistas con su arte de los nuevos tiempos, en el hermoso Palacio de Velasco Sarrá de La Habana Vieja Maravilla, como parte de la actividad Jueves de la Embajada que periódicamente realiza la Consejería Cultural española en La Habana. Los artistas que dialogaron con los que asistimos fueron Telmary cantante, Djoy de Cuba (DJ Productor), David Chapet organizador del Brutal Fest, Raquel Ávila organizadora del Havana World Music y Eric Silva diseñador Gráfico, presentados por la muy joven especialista de Arte Laura Martín. Además del diálogo que se efectuó entonces, todo concluyó con la muy interesante interpretación musical del Grupo Ramuf que nos deleitó con los característicos instrumentos de nuevo tipo creados con un radio VEF de onda corta, una máquina de escribir portátil, una botella con agua mineral y unas placas usadas de rayos X junto con sus guitarras, por tan solo mencionar algunos de los objetos devenidos instrumentos capaces de interpretar los sonidos de la época y de convertirlos en notas musicales armónicas y cadenciosas con acordes agradables al oído. Algo realmente de vanguardia.

En relación con estas cuestiones tan importantes y a veces tan poco comprendidas, antes de continuar con mi testimonio, como ejemplo de lo que está sucediendo mientras que nosotros nos hacemos más viejos y nos ponemos en peligro de convertirnos en estatuas de sal, si miramos para atrás y nos hacemos parte del pasado, deteniéndonos en el tiempo, quiero exponer algo que me sucedió hace algunos meses con una de mis nietas, con sus 7 años de edad entonces (Julietica), la que apenas alcanzaba dos cuartas del suelo como decimos en Cuba. El hecho fue que yo estaba enfrascado con el bloqueo que no podía resolver por mi cuenta de un IPAD de Apple símbolo esencial de las nuevas tecnologías del Siglo XXI; y mi nieta, quien observaba mi infructuosa insistencia técnico profana, me dijo con su vocecita: “abuelo tú no sabes, dame acá” y tomando el IPAD en sus muy pequeñas manos me lo puso a funcionar. La cuestión es que ella es parte de la era del IPAD y nació en la España de nuestros ancestros en donde vive actualmente mi hija Elenita, en medio de las alternativas de la electrónica, la digitalización, la Internet, la televisión digital satelital y en general las nuevas tecnologías del Siglo XXI que han llenado el entorno en que vino al mundo y se ha criado, algo muy concreto que denominamos influencia determinante del medio en que nos desenvolvemos. Eso es lo que sucede con estos jóvenes artistas que son incomprendidos por quienes están en el presente proyectados hacia el pasado así como detenidos en el tiempo; y en consecuencia, no pueden comprender el futuro.

Quiero decirles que muy en especial como aficionado a las artes plásticas y estudioso de la historia del arte por algunos años que he sido y que soy, me impresionó la exposición de carteles y la intervención del joven diseñador gráfico Eric Silva, quien nos explico con profundidad y sencillez de lenguaje sus objetivos y criterios estéticos esenciales, que por demás en el catálogo distribuido a quienes participamos en la actividad nos resumió muy profesionalmente la especialista Laura Martin citando a su vez un párrafo de Maybel Elena Martínez sobre el contenido de dicha exposición titulada ALTER NATIVO (1) , que cito textual porque en mi criterio resume lo esencial que puedo expresar al respecto en el breve espacio de que dispongo: “…La exposición que se rotula Alter-nativo del diseñador gráfico Eric Silva. Una oportunidad como pocas para discursar sobre la existencia de un nuevo cubano, más universal y dialéctico (…). Reflejar las relaciones de su imaginería con contextos afines. Rescatar las equivalencias históricas entre Cuba, su iconografía y el mundo, no de una manera directa que cerque las posibilidades de incluir libremente el factor subjetivo, sino a través de la creación de un espacio dinámico donde el público pueda descubrir analogías, diferencias y sacar conclusiones propias…”

Podría decir muchas cosas más, muy interesantes sobre la formación de Eric Silva, la influencia y apoyo del arte mexicano y de España en particular, su manera de expresar su respeto sobre la historia de Cuba, sus héroes epónimos como Maceo y Che así como sobre nuestra Patrona y Reina la Virgen de la Caridad del Cobre, junto con todo lo conceptual e interesante que también nos explicaron los artistas músicos así como los promotores de la música de nuestros tiempos que intervinieron, en lo que puedo catalogar como una tarde de disfrute estético e ilustración que nos mostró señales de un futuro que se hace presente al cual nunca deberíamos tenerle miedo ni mucho menos aprensión. Un nuevo acierto de sus organizadores, que pasa por encima de diferencias políticas e ideológicas y busca lo que por la tradición, la historia, las etnias y familias compartidas nos une en favor del encuentro, la amistad y la paz para todos. Así lo disfruté, así lo percibí, así lo pienso y así lo expreso con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular. Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

(1) Exposición de máscaras e imágenes con evidente influencia del arte mexicano sobre la muerte, en mi criterio muy personal, que próximamente se presentará en México nuestro hermano país latinoamericano tan cerca de nuestra geografía, nuestra cultura ,nuestra historia y nuestros sentimientos.

Publicado en Por esto!

Mis meditaciones finales de la Semana Santa habanera del 2015

Después de los sentimientos y consideraciones que publiqué con motivo de mi participación en la liturgia del pasado Domingo de Ramos, bulliciosa y cargada de participaciones desbordadas con el titulo: “Y, ¿QUÉ SON ESOS DESBORDAMIENTOS QUE NADIE MOVILIZA...?” (1) había pensado no volver a escribir sobre el tema de la Semana Santa 2015 que he vivido los últimos días en mi Habana de siempre que suspira, pero mis observaciones de los que asistieron a las actividades del Triduo que conforman el jueves, viernes y sábado santo motivaron en mi Ser Interior hondas expresiones de espiritualidad compartida, que considero imprescindible testimoniarlas a mis lectores de Crónicas Cubanas porque quizás en el futuro ya no sea igual, cuando los caminos hoy aún bloqueados por el empecinamiento de algunos, se abran definitivamente pletóricos de respeto por las libertades de pensamiento y sobre todo de expresión de las ideas, debido a que en ese futuro que está por venir se hayan esfumado los entorpecimientos que los burócratas detenidos en el tiempo aún tratan de mantener vigentes, lo que quizás también, y valga la redundancia del término, solo sea un sueño mío que transformo en una crónica de mi peregrinaje terrenal, porque soñar es una de las más hermosas expresiones de estar vivos y presentes en el mundo que nos ha tocado existir. 

Para mí, tanto el jueves como el viernes santos ambos, se me presentó en mi conciencia de católico un dilema contrastante que quiero compartir, entre lo viejo detenido en el tiempo que los telediarios nos informaban repetidamente hasta el cansancio con presencias tan reiteradas en todo que reflejan las imágenes de la desesperanza con que se aferran a los poderes temporales proyectadas sobre la población, mientras que aparece lo nuevo que se abre pero que tampoco podría considerarse como tan nuevo porque de lo prohibido que fue, durante el tiempo de la política del Ateísmo Científico ya derogada, ahora renace en la novedad de los cambios que han comenzado a producirse y que tanto hemos esperado y esperamos aún. 

Confieso que lo que testimonio en esta crónica, lo he vivido intensamente como parte de la comunicación intersubjetiva con quienes me rodearon en cada liturgia a la que asistí. He visto y he vivido junto a las personas presentes en mi Parroquia habitual de la Basílica Menor de la Caridad del Cobre en Centro Habana; en donde por demás se estrenó un nuevo Rector del Santuario, el padre Ariel Suárez, un místico de profundidades teológicas, que se ha mostrado capaz de elevar a sus feligreses hacia las hondas vivencias espirituales propias de una liturgia viva y activa que alimenta, sugiere y despierta a nuestras espiritualidades inherentes a la condición humana, las que como resultado del amor proclamado y ejercido por Jesús de Nazaret nos redimió para siempre. Así lo pienso y no me ruboriza para nada expresarlo y publicarlo en mi crónica, por eso he vuelto a escribirles a mis lectores sobre esta Semana 2015 desde mi Rincón de Centro Habana en donde vivo, sufro y lucho. 

Puedo comenzar por decir que según mi apreciación sociológica y especialmente mística, las expresiones de las personas participantes en estas actividades del Triduo de Semana Santa en mi Parroquia, la Basílica menor de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, eran manifestaciones asentadas propias de una espiritualidad que con el tiempo se ha ido abriendo paso en medio de tanto ateísmo y tantas mediocridades y desencantos que hemos estado viviendo los habaneros y podría decir también que los cubanos en general. No eran manifestaciones externas estereotipadas de exhibición pública con fines de lucimiento humano y muchas veces histéricas que poco tienen que ver con una fe verdadera y una espiritualidad responsable. 

En estas circunstancias recordé con insistencia, aquello que nos recomendó Jesús en el Evangelio de Mateo Capítulo 6, versículos 5 y 6 que dicen textualmente: “Y cuando oréis, no seáis como los hipócritas que gustan de orar en las sinagogas y en las esquinas de las plazas bien plantados para ser vistos por los hombres; en verdad os digo que ya han recibido su paga. Tú, en cambio, cuando vayas a orar, entra en tu aposento y, después de cerrar la puerta, ora a tu Padre, que está allí en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará...”. Para cumplir con ese mandato hay que desarrollar un asentamiento en la fe y en la espiritualidad de los cuales precisamente confieso que me sentí rodeado por la presencia de los muchos feligreses en estas liturgias desbordadas de sentimiento e incluso del silencio que nos reclaman los hechos que conmemoramos cada Semana Santa como son el lavado de pies de Jesús a sus apóstoles, la instauración de la Eucaristía como legado para siempre de El Maestro a los seres humanos, su pasión, muerte y principalmente su resurrección evidente según nos atestiguan las Escrituras que dan base esencial a nuestra Fe, porque como planteó San Pablo en su Primera Carta a los Corintios, Capítulo 15 versículo 14 y cito: “Y si no resucitó Cristo, vacía es nuestra predicación, vacía también nuestra fe...” 

Esto es lo esencial de la liturgia que realizamos en esos días de oración, recogimiento y finalmente júbilo pascual que anima nuestras esperanzas que enaltecen nuestras vidas, contrastando con tantas consignas y palabras vacías de quienes con sus presencias reiteradas en todos los medios, siempre dicen las mismas cosas cual si fueran palabras mágicas que en realidad no conducen a nada en concreto, y con sus expresiones dogmáticas se proponen detenernos en el tiempo y frenar nuestros desarrollos espirituales que nos dirigen hacia el Camino, la Verdad y la Vida que es Jesús, el de Nazaret, el Cristo que optó por el amor, por los pobres y por la redención de todos los seres humanos. ¡Felices Pascuas de Resurrección para todos! Así lo he vivido, así lo experimento y así lo afirmo con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular. Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

1) Ver en Por Esto! Jueves, 2 de abril del 2015. Jueves Santo,

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=392534

Publicado en Por Esto!

Aquello de que al paso del tiempo, las nostalgias, las historias compartidas y los amigos de siempre en ocasiones nos hacen vivir otra vez, es una reflexión filosófica que a veces la leemos en las novelas o en los relatos que otros escriben, sin pensar que esas improntas cuando hemos tenido una larga vida pueden presentársenos a nosotros también, sin que necesariamente hayamos publicado algún libro testimoniando alguna de esas historias que pueden emocionarnos tanto en la novelas y en los relatos de otros. Me refiero a experiencias que no me abandonan en mis propósitos de ser un cronista de la época que me ha tocado vivir; y que con cierta frecuencia, se aparecen ante mí sin esperarlas ni poderlas prevenir, porque algunas de las vueltas que da la historia son así: espontáneas e inesperadas.

En consecuencia, hoy quiero relatar algo que experimenté hace algunos días cuando en respuesta a la gentil invitación que por correo electrónico me planteó un viejo amigo asistí, junto con mi esposa Elena, a un concierto titulado “Todo de Antonio Vivaldi” en la hermosa Sala Ignacio Cervantes, ubicada en el último piso del Palacio de los Matrimonios de La Habana, ayer Casino Español de La Habana jalonada en su techo con los coloridos escudos e insignias de la España de nuestros ancestros; una verdadera obra de arte de La Habana Maravilla. Mi amigo en cuestión es un músico cubano de una muy larga trayectoria profesional y principalmente un profesor de siempre, al que conocí en la década de los años 70 del Siglo pasado cuando me ejercí como Director de la Escuela Nacional de Arte, la “ENA” así como Director General de las Escuelas de Arte del país, y él era un profesor dedicado a la enseñanza de la música en aquel centro educacional de tan larga tradición cultural, docente, habanera y cubana.

Mi amigo es un violinista cubano de excelencia. Me refiero a Evelio Tieles, quien junto con el pianista Cecilio Tieles son unos hermanos dedicados a la música de por vida, que prestigian la cultura cubana, de quienes me regocijo ser su amigo y admirador. Evelio vive actualmente en Tarragona, parte de la Cataluña de sus ancestros, allí ha realizado importantes aportes a la música y la cultura local, especialmente en la enseñanza, pero nunca ha dejado de sentirse profundamente cubano también muy comprometido con nuestro arte y nuestra Cultura Nacional la que transpira por sus poros. Que nadie se extrañe de las circunstancias que planteo en que se desenvuelve Evelio Tieles entre Cuba y España, España y Cuba; ese es un flujo de siempre desde las dos orillas de un mismo Océano, del que por cierto surgieron las habaneras canciones cargadas de nostalgias y amor marinero. Orillas lejanas geográficamente pero en lo espiritual unidas por la tradición, la cultura y por unos lazos muy especiales de familia que no se pueden romper; en los que la política y los avatares que constantemente se presentan en el día a día, tienen muy poca influencia negativa. Los dogmáticos y los detenidos en el tiempo de una y otra orilla han intentado afectarlos a contrapelo del más genuino pensamiento martiano quien luchó contra un mal gobierno de España nunca contra lo español valenciano de su padre ni lo español canario de su madre. Lazos familiares cubanos y españoles que la sangre, la tradición y la historia compartida han fortalecido en el tiempo.

Reitero que mi amigo Evelio viaja constantemente entre las dos orillas. Pienso yo que en busca del aliento de vida propio de una espiritualidad compartida que es angustia, delirio y pasión sin la cual no le es posible vivir. Yo me la explico así y la encuentro reflejada en los conciertos que promueve y que participa como intérprete en La Habana, en los que quisiera tenernos a todos sus amigos de aquí y de allá como participantes y testigos de su pasión por el lenguaje de su alma que expresa con las cuerdas de su violín, a las que arranca jirones de sus sentimientos y de su vida por describir de alguna manera comprensible la forma en que mueve su cuerpo y exhala sus sentimientos cuando interpreta su música.

En aquella ocasión en la Sala Cervantes me encontré a muchos de los amigos compartidos de Evelio y míos también; él nos había convocado a un resumen de su visita en esta ocasión con un programa en el que actuaría en conjunto con el violonchelista Alejandro Rodríguez y los violinistas Augusto Diago, Iresis García y él, acompañados por el Conjunto Instrumental Nuestro Tiempo, toda una muestra de cubanía y excelencia en la que Vivaldi voló por aquella hermosa sala con sus acordes alegres y optimistas, según mi interpretación profana de siempre de su Música que aprecio muy especialmente y que no me canso de oírla en mi ordenador mientras que escribo mis crónicas y artículos; quizás como un estímulo de vida, pero en aquellos momentos sentí a un Vivaldi vivo y activo transportado por la pasión de Evelio y de los demás músicos que magistralmente aprecié que lo acompañaban y que lo rodeaban con un profesionalismo excepcional compartido.

Lo relato porque no quiero que se pierda este acontecimiento cultural habanero, en un olvido ingrato hacia quien ha dedicado su vida a la música en Cuba y en la España de nuestros ancestros. La España de nuestras familias y nuestros apellidos, apreciada más allá de los poderosos de siempre que poco tienen que ver con una cultura hispánica compartida que en nosotros es africana, mestiza y castiza a la vez como síntesis del ajiaco cubano de que nos habló Don Fernando Ortiz.

Así lo experimenté y así lo siento en mi alma de cubano y habanero de pura cepa, e intento testimoniarlo con mis respetos para quienes piensen diferente y sin querer ofender a nadie en particular.

Publicado en Por Esto!

Mi posición muy personal.

CRÓNICAS CUBANAS.

En mi criterio muy personal  con el que no pretendo implicar a nadie más que a mi mismo, además en ejercicio de la práctica del yo teresiano que me caracteriza en mis crónicas y opiniones, quiero afirmar que a los cubanos se nos está presentando nuevamente un momento de inflexión profundo e ineludible con motivo de los diálogos de  Cuba y Estados Unidos y de  la participación cubana en la  VII Cumbre de las Américas, improntas en las que la consecuencia con el pensamiento propio y la ética existencial que es parte básica en mi criterio de la condición humana, constituyen una exigencia y una necesidad espiritual de primer orden para mantenerse digno, más allá de cualquier deslumbramiento puntual;  y ubicarse efectivamente del lado que nos pertenece, sin dejarse impresionar por circunstancias  y hechos temporales que pudieran confundir nuestros entendimientos y sacarnos de los espacios en que se manifiesta nuestra específica identidad.

Jueves, 13 Marzo 2015 00:00

Boletín digital SPD No.153

No.153 (3/año 7). La Habana, 13-Marzo-2015

"Se reconoce a los ciudadanos libertad de palabra y prensa conforme a los fines de la sociedad socialista".
 Art. 53 de la Constitución.

Boletín por un socialismo participativo y democrático.
Artículos, notas, reseñas, publicaciones de interés.
Los autores son los responsables de sus escritos.
Reenvíe este boletín a todos los que estime conveniente.
Se autoriza la reproducción total o parcial en cualquier soporte.
Recopilación de Pedro Campos.
Se agradece críticas, comentarios, sugerencias y opiniones sobre forma/contenido
El boletín SPD se puede encontrar en el sitio www.cuba-spd.com y en el blog Primero Cuba

Índice

Por un amplio movimiento político de la izquierda democrática cubana

Contra todos los pronósticos, el equipo de béisbol Isla de la Juventud, que se identifica como “Los Piratas” de “La Isla”, en el actual play off de la 54 Serie Nacional de Béisbol 2015, derrotó en una final crucial de su serie particular al poderoso equipo de Matanzas, que se identifica con “Los Cocodrilos” y que ha sido la novena de béisbol que más juegos y mejores resultados ha alcanzado durante toda la actual 54 Serie Nacional y, por tanto, el favorito de los especialistas para ser el Campeón de Cuba 2015, en la gran final programada contra el equipo de Ciego de Ávila, ganador en la parte oriental del play off.

Cada Domingo de Ramos, cuando el calendario juliano que tiene que ver con la rotación lunar, lo determina, el pueblo de a pie que es generalmente el más humilde y sufrido de todos los estratos poblacionales que viven en el país, mayoritariamente con otros segmentos de la población que ya no son de tan a pie, por decirlo de alguna forma comprensible, amanece en los templos católicos y reclama su ramo de palma que según la liturgia en definitiva es un sacramental de la fe para conmemorar la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, que los católicos que asistimos regularmente a misa conmemoramos repitiendo las frases que dicen “Bendito sea el que viene en el nombre del Señor”.

Hace algunos días participé en un Seminario periodístico convocado por el periódico POR ESTO! con motivo de las actividades programadas por su 24 aniversario, a las que hube de asistir junto con un grupo de colegas cubanos amigos de muchos años de su Director fundador Mario Renato Menéndez que además publicamos con cierta regularidad en POR ESTO! y que estamos comprometidos con sus objetivos centrales de promover la Dignidad, la Identidad y la Soberanía; en consecuencia, quiero compartir con mis lectores de Crónicas Cubanas algunas de mis percepciones y sentimientos al respecto del encuentro y de los temas que se expusieron, comenzando por una primera experiencia que propongo tener en cuenta. 

Antes de marcharme de Mérida, Yucatán, México, a donde de nuevo he viajado junto con algunos otros compañeros periodistas cubanos que colaboramos en POR ESTO!, para celebrar su 24 Aniversario, quiero escribir mi crónica sobre lo que he vivido en estas actividades de optimismo y luchas por el presente y el futuro. Ante todo, debo confesar que aún me encuentro impresionado, con gran emoción de mi parte por el vibrante discurso central conmemorativo que expresó en esta ocasión mi amigo y compañero de luchas e ideas de muchos años, Mario Renato Menéndez, Director fundador de POR ESTO!, en el que planteó una valiente y dramática denuncia contra todos los males que aquejan a nuestro México querido.

Página 10 de 32
left

Félix Sautié Mederos

Licenciado en Ciencias Sociales, especializado en Economía. Licenciado en Estudios Bíblicos y Teológicos. Corresponsal Permanente en Cuba de la Revista Tiempo de Paz...  Leer más